lunes, 29 de octubre de 2012

SOROLLA, JARDINES DE LUZ



30 octubre 2012 - 5 mayo 2013.


La exposición SOROLLA. JARDINES DE LUZ se presentará en el Museo Sorolla el próximo 29 de octubre, lunes, y se abrirá al público desde el 30 de octubre de 2012 hasta el 5 de mayo de 2013.

La exposición se ha mostrado previamente en el Palazzo dei Diamanti (Museo de Bellas Artes) de Ferrara, Italia, y en el Palacio de Carlos V en La Alhambra (Museo de Bellas Artes de Granada). En cada una de estas sedes la exposición tiene un matiz distinto. El Museo Sorolla ahonda en las representaciones del propio jardín de la casa, último refugio del pintor. Aquí la exposición se compondrá de 56 óleos, de los cuales 24 son de colección particular, muchos de ellos nunca expuestos antes y algunos no vistos en las exposiciones anteriores. Además se presentarán dibujos, fotografías, cartas y otros documentos.

La exposición cuenta con cuatro ámbitos: Agua, Patio, Jardín y Jardín de la Casa Sorolla. Los tres primeros, Agua, Patio y Jardín, introducen al visitante en la poética que abordó Sorolla en sus últimos años cultivando valores de intimidad e introspección a través de representaciones de patios solitarios y juegos de agua característicos del jardín andaluz.

Jardín de la Casa Sorolla reúne el núcleo principal de la exposición. La lección de los patios y jardines andaluces resultará crucial para la configuración del “jardín de artista”, que Sorolla construye en su casa de Madrid. Sorolla lo concibe como espacio de intimidad familiar y también como fuente de inspiración para su trabajo, y dedicará sus últimos años a su creación y recreación, al tiempo que extraerá de él un caudal inagotable de motivos pictóricos. En el proceso de realización de ese jardín no sólo copia algunos rincones concretos de los jardines sevillanos y granadinos que tan bien conoce, sino que trasplanta al centro de la meseta castellana fuentes, azulejos, columnas, estatuas, árboles frutales o plantas ornamentales apasionadamente buscadas y traídas desde Andalucía. La lección de esencialidad, intimidad y lirismo que Sorolla había aprendido en los patios y jardines andaluces, queda así sublimada en el juego de espejos que tejen los artificios paralelos de su jardín último y su última pintura.

Adelfas del patio de la Casa Sorolla, 1918
Adelfas del patio de la Casa Sorolla, 1918

Esta exposición forma parte de un proyecto más amplio del Museo para restaurar y contribuir a fomentar el interés del público por los jardines en general.
Durante la permanencia de la exposición, el Museo Sorolla organizará visitas especiales, talleres y otras actividades relacionadas con el tema de la muestra.
Los adornos florales en el interior del museo son una gentileza de la floristería Bourguignon.

domingo, 28 de octubre de 2012

Toshio Saeki



IREZUMI







TAZAS EMPÁTICAS

Serie de tazas de café basadas en perfiles psicológicos. Muestra como el taller de porcelana de futuro tiene en cuenta necesidades complejas y ambigüedades. 


Fiestas orgiásticas

Por Monica Cook


Rem van den Bosch

Otro día de mi vida de fetichismo con peces



COMIDA ÍNTIMA







SIRENAS, por Maria Teresa Palacios


Realizadas en arcilla refractaria y decoradas con óxidos y esmaltes cerámicos, estas piexas han sido elaboradas por Maite Palacios.


Pero por la noche me imaginaría lejos, lejos,
dejaría que cayera a los lados mi cascada de rizos,
saltaría con ligereza sobre el trono y jugaría
con los tritones entre las rocas;
correríamos de aquí para allá, escondiéndonos y buscándonos
sobre los altos y ondulados terrenos marinos en las conchas carmesí,
cuyas plateadas puntas se asoman al mar.

viernes, 26 de octubre de 2012

Juan Carlos alaba que las medidas de Rajoy ya den frutos

ESTOS SON LOS FRUTOS DE RAJOY: 

CASI 6.000.000 DE PARAD@S, UNA COSECHA SUPERIOR A LA ZAPATERO, ANTERIOR "REPRESENTANTE DE ALEMANIA" 


Queridos inocentes, una historia os voy a contar:
El lujo es evidente en el castillo medieval,
explotando al pueblo sin saber qué es trabajar,
recaudando impuestos pa poder parasitar.
Su majestad, el Pueblo pa servir al rey.
Su majestad, el Pueblo pa cumplir tu ley.
Un joven aldeano que le gusta pensar
pregunta interesado ¿por qué hay desigualdad?
Me rompí mis manos de tanto trabajar
y el rey no da ni palo. Vive de los demás.
Su majestad...
EL REY, el rey, saltando por encima de la ley.
EL REY, el rey, simpático holgazán. (bis)

Siguen pasando siglos, sigue la tradición
y el rey sigue en su trono agarrado a su sillón.
Sus genes de realeza pueden privilegiar
que su descendencia sea nacida pa reinar.
Su majestad...
EL REY, el rey, saltando por encima de la ley.
EL REY, el rey, simpático holgazán. (bis)
Su majestad...
EL REY, el rey,...

martes, 23 de octubre de 2012

Un cambio social altruísta



Un cambio social altruísta → justicia social cambio social solidaridad altruismo
Conseguir que se cumpla la justicia en la sociedad a través de un Cambio Social.
Buscando entre mis viejas carpetas, encontré una copia original de “Newsyletters” de Julio de 2004, dedicada a la justicia social. Hace 8 años. Las cosas no han cambiado mucho desde ese 2004, lo que considero bastante triste.
Estoy preocupada sobre la creciente diferencia entre aquellos quienes tienen y aquellos que no. Y para mí, esto es un tema de justicia social. Creo que la política pública progresiva es elegida cada día, y también es un tema de justicia social.
Yo veo una justicia social desenfrenada y una generación del sentido de la esperanza. Pero sé que se puede hacer fácilmente un nuevo pensamiento de cambio social altruista.
¿Qué es el Cambio Social altruista, Social Change Philanthropy?
Se trata del trabajo realizado para cambiar los sistemas como políticas públicas, costumbres sociales, los prejuicios institucionales que respaldan la injusticia social. Si se tuviera más medios económicos para el cambio social podríamos producir una justicia social y no se necesitaría tanta caridad para remediar problemas sociales.
Como explican Tracy Gary y Melissa Kohner en Filantropía Inspirada: Crear un plan para dar- Inspired Philanthropy: Creating a Giving- “La filantropía tradicional está basada en una respuesta para tratar y gestionar las consecuencias de la vida en una sociedad basada en la economía capitalista”.
Por otro lado, este cambio social altruista “analiza y responde más a la causa que a los efectos. Progresivamente la filantropía lucha para consolidar más trabajos proactivos que reactivos.
La inversión de una filantropía progresista reside en apoyar y facilitar un cambio, desafiando el supuesto de que las desigualdades económicas y sociales actuales son inevitables si se quiere un progreso.
Este Cambio Social también es en parte organización y activismo. Trata de unir a todos los miembros de nuestra sociedad en diálogo y acción. El cambio social y el activismo promueven que la gente quién es típicamente ignorada y segregada tenga una asiento en la mesa. Para compartir el poder, se puede ALOJAR todas nuestras instituciones, desde el gobierno a corporaciones NONPROFIT, y una sociedad responsable en sí misma por la justicia social.
Un asiento en la mesa por la Justicia
Recuerdo el viejo dicho “¿dar a un persona un pescado o enseñarle a pescarlo?”. Pero también es necesario darle un lugar para pescarlo. No es suficientemente bueno enseñar a pescar a una persona a pescar. La gente necesita un sitio en un río para poder pescar.
Le injusticia social en Estados Unidos, al igual que en otros países, surge debido a que las opciones que deberíamos tomar los votantes comienzan a hacerlas de manera individual las instituciones, personas oficiales o corporaciones.
Sí, es cierto que hay personas en cargos público o instituciones que luchan en contra de la injusticia y promueven una justicia social. Pero no son los suficientes.
Luchar en contra de la injusticia social- y promover una justicia social- es un acto que se considera progresista. Y los progresistas no son tan populares ya que desafían los sistemas establecidos. Esto es complicado, sobre todo cuando nos enfrentamos a personas que se resisten al cambio.
Voluntad para hablar.
Es irónico que las personas quienes trabajamos como voluntarios en filantropía normalmente confabulemos contra la injusticia. Queremos establecer más dinero para buenas causas, así nos enfocamos en grandes donantes y reclutamos personas buen conectadas con el dinero. Esto es algo injusto y limitado. Es realmente el foco en el privilegio. Puedes leer “Philanthropy’s Moral Dilemma,”.
¿De qué hablamos? Cuántas veces has escuchado que alguien en tu organización dice, No agitemos el mar, no deberíamos hablar sobre políticas públicas porque algunos de nuestros donante no quieren. Quizá ese miembro, no quiere nada.
Susan B.Anthony dijo una vez, “Cautos, personas cuidadosas, siempre pendientes de preservar su reputación, no nos podrán nunca traer una reforma.
Aquellos que realmente quieran un resultado deben estar dispuestos a todo, ya sea confesar públicamente sus simpatías con aquellos que son despreciados y perseguidos y sus defensores, asumiendo las consecuencias.
¿Qué es políticamente correcto?
Volviendo a 2004, cuando publiqué esta “Newsyletter” sobre justicia social, parecía que era políticamente correcto para destacar palabras como Racista, Sexista, Homófobo, Privilegios o Clases. Liberal y Feminismo solo era susurrado.
Hasta la llegada del Presidente Barack Obama no hacíamos muchas referencias de la raza en Estados Unidos. Parecía como si participáramos en una sociedad a favor del racismo. ¿Qué locura es esa? Durante los últimos 4 años, hemos visto lo que parecía una regresión a los fundamentos de un estado que desmiente los derechos las mujeres, que destruye los movimientos y que aumenta el espacio entre aquellos que tienen y aquellos que no.
¿Dónde está nuestra sociedad civil? ¿Dónde está nuestro sentido de la comunidad y los derechos?
¿Qué es más ofensivo, qué la gente y el sistema niegue una justicia social a mujeres y niñas, gente de color, aquellos que no son influentes, o aquellos con una orientación sexual determinada? Lo que es verdad, es que todo es injusto.
¿Cuántas veces escucharemos y sonreiremos de manera política cuando alguien en el poder dice, “Lo siento no lo he notado”? ¿O cuando el gobierno y las organizaciones toman acciones que quitan el derecho a voto? ¿O cuando alguien señala que la seguridad y la economía son más importantes que la sociedad y la justicia?
La gran recompensa del Cambio Social Altruista.
Este tipo de cambio social tiene el potencial para obtener buenas recompensas. Tal como Alfre Woodard explicó en el prefacio de “Robin Hood estaba en lo cierto, to Robin Hood Was Right: A Guide to Giving Your Money for Social Change, “Inclinar la balanza de los recursos para inclinarla hacia la humanidad es algo aventuroso, emocionante y un reto que vale la pena.
Caridad está bien, pero el apoyo y la creación de un cambio social es para hablar sobre poder. El poder puede influir en nuestras vidas con propósito y dignidad. Esto establece la posibilidad de alegría, la vida de dar y recibir se ha trasformado”.
Woodard escribe, “Dar no es una postura reservada para ricos o poderosos. Es responsabilidad y privilegio de cada hombre, mujer o niño que participe en la tarea de construir una mayor sociedad más justa y humana.
Crear un cambio social es emocionante, es una prueba que muestra que estamos vivos y pensamos. ¿Cómo podríamos mejorar en un futuro sonde la justicia sea la base final?
Simone Joyaux
Fuente: NPQ
Sandra Martín
Redacción

Es posible la vida sin crecimiento



Es posible la vida sin crecimiento → downsizing crecimiento consumo
Vida en Tokio sin crecimiento.
El prestigioso economista estadounidense Robert Gordon de Northwest University (EE.UU.) cree que las economías occidentales están a punto de iniciar la “great reversal”, la gran marcha atrás. El crecimiento robusto que ha trasformado el mundo desde los albores del capitalismo en el siglo XVIII ya no va a ser posible. ”Antes del 1750 no había crecimiento en el mundo y el crecimiento registrado en los últimos 250 años puede que fuese un periodo único en la historia de la humanidad”, sostiene en un informe publicado en agosto. Aunque no llegue a tanto, crece un consenso de que Europa y sobre toda las economías post burbuja como España así como EE y EEUU inician ya una larga fase de estancamiento del PIB
Es decir, que estamos a punto de entrar en territorio incógnita en el desarrollo de nuestras sociedades orientados solo por Serge Latouche o Tim Jackson.
Pero hay un país que tiene ya dos décadas de experiencia del bajo crecimiento: Japón. El PIB japonés alcanzó su máximo histórico a mediados de los años noventa y jamás ha vuelto a recuperarlo tras años de crecimiento raquítico o decrecimiento En los últimos 20 años la tasa media de crecimiento anual en Japón no llega al 1%. Es más, para gran parte de este periodo, los precios han registrado descensos –la llamada deflación- y la deuda publica ha crecido hasta alcanzar el 200% del PIB.
El crecimiento demográfico tocó techo a mediados de los años setenta y Japón encabeza el envejecimiento que afecta ya a todas las economías avanzadas.
“Japón es la vanguardia de un nuevo movimiento de downsizing (reducción de dimensiones) enseñando el camino para otros países que inevitablemente seguirán”, escribe Norhiro Kato crítico cultural de la Universidad de Waseda en el New York Times“ (ver entrevista abajo publicada hoy en La Vanguardia).
“Antes mirar a Japón nos daba miedo pero lel panorama en Europa es tan desolador tanto que Japón es ya un buen ejemplo”, dijo George Irivine, autor de Super rich: the growth of the inequality en Britain and the US.
Lo cierto es que para una ciudad que ya hace más de 20 años que atraviesa el desierto del crecimiento cero y la deflación, Tokio da muy buena imagen. Hay muchas bicicletas pero son de modelos italianos de moda. La gigantesca red de transporte público es tan eficiente y el sistema de información digital tan amena que hasta un turista europeo la domina en cuestión de minutos.
Hay más restaurantes de tres estrellas Michelin que en ninguna otra ciudad del mundo pero los baratísimos bares de noodles udon (fideos) no les tiene nada que envidiar.
No hay mendigos ni apenas delincuencia en las calles del centro de Tokio. Los jóvenes que pasean por las tiendas de comic Manga en Ikebukro o las cafeterías en Shinjuko ganan a los neoyorquinos en estilo y moda pero rehuyen marcas ostentosas de status vulgar. “Hay alguna señal de prosperidad sin crecimiento en Japón”, Misakazu Matsuda de JMR Marketing durante una entrevista en su despacho en Tokio. “Los jóvenes están disfrutando consumo pero gastando menos; no compran cochazos ni televisores de pantalla grande y les gusta la comida fresca”, dijo. ¿Será que, tras dos “décadas perdidas”, sin crecimiento económico,
Japón ha descubierto el secreto de la felicidad sin materialismo? “Eso es difícil decir”, responde Matsuda con una sonrisa traviesa. “Porque hay que tener en cuenta que para el budista , la felicidad máxima es la muerte”
Sin que todos nos convirtamos a la filosofía budista de zen , Japón sí puede ofrecer algunas ideas para sociedades como la español en el umbral del crecimiento cero. Ayuda que el PIB per capita crezca pese al estancamiento del PIB gracias a la menguante población.
Pero la clave de la cohesión social es el reparto equitativo de la riqueza y el empleo. La tasa de paro en Japón, a lo largo de las décadas perdidas, jamás ha caído por debajo del 6% gracias a un sistema de elevada protección de empleo.
Japón mantiene diferenciales de renta de los más bajos del mundo, junto con los países escandinavos. Incluso consejeros delegados de grandes empresas globales como Toyota o Mitsubishi solo cobran 16 veces más que su trabajador medio frente a 300 veces más en empresas de EE.UU. “La igualdad ayuda a que todos tengamos la misma meta”, dijo Norhiro Kato mientras charlábamos en la cafetería del campus de Waseda.
Es más, Japón ha tenido mucho más éxito que España financiando su abultada deuda pública gracias a un sistema bancario controlado por el estados y un enorme banco público, la caja postal, que tiene una cuasi obligación de comprar bonos del gobierno. Japón no depende de inversiones extranjeras para financiar su deuda. Por eso, el tipo de interés sobre el bono del estado japonés oscila en torno al 1% frente al 7% en España. Lo cierto es que economías como España necesitan encotrar un motor de crecimiento para rediseñarse para la era del bajo crecimiento.
Como dijo Herman Daly, el economista medioambiental del steady state economy, “no puedes parar mientras vuelas en un avión; hace falta diseñar un helicóptero”. Quizás Japón, nos puede ayudar en el trabajo de rediseño porque tras las subidas disparadas de al desigualdad todo indica que vamos por el camino equivocado.
Tras los intentos de desregulación y liberalización en los noventa, algunos de las tradicionales defensas del modelo de protección japonés son menos fuertes, advierte Masayuki Otakila de la Universidad de Tokio: “Muchas empresas han empezado a despedir a trabajadores y esto esta creando mas desigualdad”, dice. “Pero la sociedad sigue siendo muy fuerte comparada con EE.UU. y Europa “,dice.
***
Entrevista a Nirohiro Kato, critico cultural de la Universidad de Waseda
“Tokio se siente cool sin opulencia”
Nirohiro Kato era uno de los primeros comentaristas en plantear que, quizás Japón estaba enseñando el camino hacia un futuro de bajo crecimiento en todas las economías avanzadas en un artículo en el New York Times en agosto del 2010 La semana pasada en el campus de Waseda, elaboró su tesis
¿Como son las nuevas generaciones de cero crecimiento?
Pues, se sienten cool sin opulencia. En los años burbuja todos mis estudiantes usaban coches. Los padres regalaban coches a sus hijos. De cada doce estudiantes, diez llegaban al campus en coche; ahora mi impresión es que los jóvenes odian los automóviles. En la universidad de Waseda no tengo ya estudiantes que viene en sus propios coches o los de sus padres. Y eso es obvio que es muy caro encontrar espacio para coche. Ahora están más interesados en bicicletas
¿Cree que es un cambio positivo?
Sí. ¿Recuerda la película “Speed” sobre un autobús en el cual se colocó una bomba y si bajaba de 80 km por hora saltaría por los aires?. Nuestra economía ha sido un poco como ese y al igual que en el filme, y si estamos en una curva cerrada hay que desacelerar. Esto es el reto.
Deberíamos replantear qué queremos. ¿Cómo podemos lograr a la felicidad sin gran opulencia y sin utilizar tantos recursos. ¿Quizás con innovación inteligente y energía inteligente.
¿Japón esta demostrando ya que puede haber prosperidad sin crecimiento?
No sé. Tiene que haber un camino que nos permite llegar a la prosperidad sin crecimiento. La cuestión es encontrarlo. Pero lo primero es reconocer que es posible. Mire en el fútbol que en Japón siempre pensábamos que sin altura física amas seria posible ser los mejores. Y luego apareció el Barça y la selección española y ahora seguimos ese sistema de juego en Japón y parece la cosa más normal del mundo. De modo que mi respuesta es que habrá una solución si la buscamos.
¿Lo podremos hacer en Europa o es muy japonés?
Todos los países van a afrontar ese reto en el futuro de modo que es un reto universal. Japón puede ser una prueba para España. Y quizás hay que mirar hacia atrás. N el siglo XVIII Tokio se llama aedo y era la ciudad más grande del mundo. Un millón de habitantes. Y Londres 400.000, Pekín 800.000. Y era una ciudad de cero crecimiento económico. Estaba económicamente cerrado y aislado bajo el régimen samurai. Pero durante cientos de años no creció. La vida de la gente era sofisticada, mucha producción cultural, arquitectura preciosa en Edo y las ciudades grandes. No se si eran felcices; era muy controlado desde arriba. Pero sin elevado crecimiento consiguieron disfrutar algo de prosperidad durante al menos 100 años..
¿Es un reto económico o cultural?
Los economistas pueden ayudar pero no es suficiente. El periodo de alto crecimiento los economistas quías era suficiente Pero ahora hace falta gente para buscar resolución tiene elementos culturales, políticos y ecológicos
¿El movimiento antinuclear forma parte de esta nueva tendencia en Japón?
Es una nueva clase de manifestación. Siempre recuerdo que decían que las manifestaciones en Alemania paraban cuando el semáforo esta en rojo. Eso en los setenta en Japón era inconcebible. Pero ahora creo que pasa aquí también. Hay cochecitos de bebes en las manifestaciones contra la energía nuclear. Niños. Padres. Es diferente. Tiene una madures de protestas. Manifestaciones enormes pero hasta los policías son educados. Creo que esto movimiento podrá durar mucho mas que en el pasado
Andy Robinson
Fuente: La Vanguardia

lunes, 22 de octubre de 2012

HAZ EL AMOR Y NO LA GUERRA


El goteo de Pollock en el arte moderno



La Fundación Miró abre su temporada con '¡Explosión! El legado de Jackson Pollock', una exposición sobre la influencia del estadounidense en multitud de artistas

La Fundación Miró abre mañana su temporada con ¡Explosión! El legado de Jackson Pollock, una exposición sobre la influencia ejercida por el artista estadounidense en el arte moderno, en la que se exhiben cerca de 70 obras de 35 artistas, entre ellos el propio Pollock o Andy Warhol.
Comisariada por el sueco Magnus af Petersens, hasta principios de octubre conservador de arte contemporáneo del Moderna Museet de Estocolmo, permite conocer al público cómo Jackson Pollock (1912-1956) con su pintura de goteo o sus acciones ante el público se acabó convirtiendo en una referencia para otros artistas.
Petersens parte de la premisa de que después de la Segunda Guerra Mundial, con los horrores del holocausto o la bomba atómica, muchos artistas optaron por empezar de cero, agredir a la pintura, romper con las condiciones artísticas dominantes y crear otras nuevas. Se produjeron nuevas aproximaciones a la pintura y apareció una nueva generación de escultores y pintores que consideraron "arte en potencia" todo tipo de materiales y temas. Además, y de ello da cuenta la muestra de la Miró -que se podrá ver hasta el 24 de febrero-, se empezó a apreciar el proceso creativo que hay detrás de la obra, así como los aspectos "performativos" que la generan.

Grupo Gutai 

Partiendo de Pollock, la fascinación por el azar, y el ensayo El legado de Jackson Pollock, del escritor Allan Kaprow, inventor de la palabra happening, la exposición se adentra por la obra del grupo artístico japonés Gutai (1954-1972), sin olvidar las polémicas obras de Lynda Benglis,Hermann Nitsch o Janine Antoni. Petersens ha aseverado hoy que ha presentado las diferentes obras, entre pinturas, fotografías, vídeos, performances e incluso audios, sin tener en cuenta ninguna jerarquía. "La exposición es un intento de encontrar las huellas de la pintura en acción de Pollock, además de una visión de los diferentes artistas a través de sus obras".
Ante los lienzos del japonés Kazuo Shiraga se descubrirá que pintaba con los pies, colgado de cuerdas encima de la tela, mientras que su compatriota Shozo Shimamoto lanzaba botellas de vidrio llenas de pintura a sus obras, con lo que quedaban estropeadas y agujereadas. Niki de Saint Phalle, de la que se puede ver un vídeo, disparaba con un fusil contra sus piezas, en las que colocaba contenedores de pintura bajo capas gruesas de yeso, que quedaban manchadas tras cada bala.
Otra de las artistas representadas, Lynda Benglis, vacía grandes botes de pintura en el suelo, dejándolos secar, con lo que sus creaciones acaban adoptando el carácter de una escultura, mientras que Janine Antoni, nacida en 1964, utiliza sus cabellos como pincel para pintar suelos. Justamente, Janine Antoni comparte la sala de Impresiones corporales con otros artistas que también ponen el cuerpo humano en el centro de su obra como el francés Yves Klein, que se hizo famoso por el uso de modelos desnudas cubiertas de pintura; Hermann Nitsch, Paul McCarthy o Andy Warhol.

Máquinas que pintan

Otro apartado de la exposición es el dedicado a las "máquinas que pintan", unos aparatos que pueden pintar, aunque sus trabajos no puedan ser aceptados como una expresión del inconsciente del artista. Por otra parte, el público podrá conocer Six Colourful Inside Jobs (Seis pinturas interiores coloreadas), el proyecto de 1977 de John Baldessari en el que filmó cómo durante seis días se pintaba una habitación con los seis colores primarios y secundarios.
Preguntado Petersens por los criterios seguidos a la hora de seleccionar a la treintena de artistas de la exposición, ha señalado que se ha centrado en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, cuando se produjo la "explosión y se amplió el concepto de arte".

EL ALFARERO


Por Ángel Silvelo

¿Te gusta lo que hago?, le dijo el alfarero al niño que se había acercado a mirar cómo modelaba una vasija con el suave contacto de sus manos en el barro. El niño, sorprendido, le preguntó ¿y eso para qué sirve? Pues depende, le contestó el alfarero, porque ahora estoy haciendo una vasija para llevar agua, pero ves, la vasija se puede convertir en un plato para llevar comida, ¿qué te parece? El niño se encogió de hombros y permaneció callado. El alfarero le miró con una sonrisa en sus labios y le preguntó: ¿qué te gustaría ser de mayor? A mí me gustaría ser como Cristiano Ronaldo. ¡Ah! le respondió el alfarero mientras éste volvía a modelar el barro y de
sus manos empezó a emerger una lámpara maravillosa.

Cuando la terminó, le dijo: si te esperas a que se seque, podrás frotarla y pedir un deseo.


ARTESANÍA: DÍCESE...


Por Pilar Camara

La ventaja de los grandes almacenes de decoración del hogar es que tienes una amplia gama de productos bien diseñados, funcionales y a precios tan bajos, que la mayoría de la gente pueda comprarlos. Además, siempre hay uno a una distancia prudencial de tu casa con un gran aparcamiento...

El problema es cuando te invitan tus amigos a tomar un café a su casa. Te sientas en el sillón mirando el cuadro de enfrente que es igual que el tuyo, tomando café en una taza idéntica a la que te regalo tu cuñada y dejándola sobre un posavasos como tu último regalo de reyes. 

Artesanía: dícese del trabajo realizado de forma manual por una persona en el que cada pieza es distinta a las demás, según el diccionario de la RAE. 

O según mi diccionario personal, artesanía: dícese de cómo hacer de tu casa un lugar único, especial y acogedor.

Le Garagedesimages

Por Manuel Pastor









sábado, 20 de octubre de 2012

El viaje a los límites


En el museo Thyssen- Bornemisza se acaba de inaugurar la que seguramente va a ser una de las exposiciones estrella de la temporada. La gran muestra Gauguin y el viaje a lo exótico reúne no solo pinturas, dibujos, tarjetas postales y fotografías del pintor francés que raramente se pueden ver juntas, sino también  los trabajos de otros artistas que podemos considerar como compañeros intelectuales del viaje. Y quizá una de las claves de la muestra es que no se trata solamente de unos cuadros – maravillosos, demoníacos  fundacionales de la vanguardia- colgados de la pared, sino la verdadera confrontación entre los límites y los excesos, entre lo real y lo fantástico, entre el testimonio y el narcisismo.
Una negación del mercantilismo ya globalizado en la época industrial, empujó al pintor fuera de su patria, de Europa, del mezquino mundo burgués – el pequeño peor que el grande- en el que un artista que estaba tratando revolucionar el arte pudiera encontrar sentido. Hay dos formas de buscar la perfección, una mira hacia la Edad de Oro, y otra hacia adelante, hacia la promesa de un mundo perfecto, el Paraíso en la tierra. Desde luego, no solo estamos hablando de arte. Paul Gauguin trataba de buscarlo en las islas más lejanas, en la vida primitiva y salvaje que después dio origen al bautismo de toda aquello como “primitivismo” artístico. Y además, una vida fácil, sexo fácil, economía de subsistencia.
Los pintores que acompañan la muestra de Gauguin en el museo Thyseen se dejaron seducir por este pionero que les llevó más allá de las fronteras establecidas. Franz Marc o Emil Nolde están representados en la exposición y no solo acompañan al maestro, sino que sus propios cuadros son tan deslumbrantes como los del fundador. Uno nunca deja de sentirse atraído a esos caminos rojos y ocres que aparecen en medio del verde exuberante. ¿A dónde llevan esos caminos? ¿Qué selva hay más profunda que la del deseo? ¿Dónde puede uno esconderse mejor que en el laberinto del propio cerebro?
En las páginas escritas por el propio Gauguin se rastrea este combate en la jungla espesa de la locura, en el que la luz solo aparece a ráfagas intensas y deslumbrantes. La aventura personal del pintor está a la par de sus colores, miradas, trazos.
La abuela de Paul era Flora Tristán, una mujer feminista, “socialista, anarquista” dice de ella su nieto, que no llegó a conocerla (El libro de Vargas Llosa El Paraíso en la otra esquina ficciona estos dos personajes en una misma  novela) La madre de Gauguin, que era la hija de Flora, viajó a Lima con su esposo y el niño recién nacido. Paul tuvo, pues, una infancia peruana. “En Lima vivía en una casa con una terraza en lo alto –en aquel país delicioso no llueve nunca- y los propietarios habían instalado a un pariente loco allá arriba. Le conservaban atado con una cadena a una anilla, y los inquilinos estaba obligados a mantener al loco, alimentarlo y atender a sus necesidades.” En una ocasión el loco se escapó y entró en la habitación del niño. Se miraron un rato en la penumbra. Después el demente se marchó, “sin hacerme nada.” “Otro día los retratos y cuadros de la casa empezaron a moverse, a cobrar vida por sí solos.” El niño Gauguin estaba presenciando un terremoto, pero visto a través de los colores del miedo y la fisicidad del movimiento telúrico.
Los episodios alternativos de violencia, amistad y violencia otra vez con su colega Van Gogh han pasado a la leyenda, el cine, a la música. Pero nada como el propio testimonio de Gaugin sobre el incidente definitivo, tras tirarle Vincent un vaso a la cara: “Te perdono de corazón, pero si se repite puedo perder el control sobre mi mismo y estrangularte. Adiós.”
La  huida de Gauguin en busca de una vida más auténtica, más depurada, aboca finalmente a un encuentro con la vida administrativa de las colonias, donde la humillación, la miseria y la religión se imponen a los nativos.  Y entonces se comprende mejor ese grito rojo, ocre y naranja del “color Gauguin” en medio del Paraíso.
Gauguin fue devorado en vida por su propia biografía. Un amigo le escribió a Taití: “¡No debes volver! Gozas de la inmunidad de los difuntos famosos, has entrado en la historia del arte. Quédate en Oceanía.”
Qué extraño es el éxito.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Conocer y compartir arte en una plataforma online



Conocer y compartir arte en una plataforma online → art.sy 2 large verge medium landscape arte online
Conocer y compartir obras de arte.
En los últimos años se ha creado en Internet diferentes aplicaciones y páginas web prácticamente para todo. Por ejemplo, Pandora para escuchar música en streaming y hacer recomendaciones. O Netflix, para recibirlas sobre películas. Pero, hasta ahora no había ninguna para los amantes del arte, por ello se ha creado Art.sy.
Se trata de una extensa agrupación gratuita de imágenes de obras de arte y una guía de apreciación y catalogación de ellas para facilitar su búsqueda y el conocimiento.
Se basa en la idea de que el público, tras demostrar que les gusta la recomendaciones de fotografías o imágenes como ocurre en Tumblr y Pinterest, también estarían interesados en pasarse horas viendo obras de arte, como esculturas o pinturas, y compartirlas con sus amigos simplemente con un click.
Después de dos años de investigación y miles de dólares, con la colaboración de celebrities en el arte y en la tecnología, se pone en marcha el proyecto con la misma idea que sus otros hermanos: llegar a ser una fuente de descubrimiento, placer y educación.
Cuenta con la colaboración de 275 galerías, 50 museos e instituciones. Art.sy ha digitalizado 20.000 imágenes en el sistema de referencia, el cúal es llamado Art Genome Project.
Y todavía ahora se siguen preguntando si los análisis digitales y algoritmos cómo o si deberían ser aplicados al arte visual. Robert Storr, decano de Yale University School of Art, duda ya que dice que depende mucho de la información, quién está haciendo la selección, con qué criterio y que conocimientos sobre arte tiene. Es decir, que pone en duda si todo el mundo puede opinar sobre arte.
El creador del Art Genome Project, Matthew Israel, lidera un gran equipo de historiadores del arte quienes deciden cuales códigos y etiquetados deben ser aplicados a las imágenes. Las etiquetas, llamadas en la plataforma genes, denotan cualidades objetivas como el periodo histórico y el lugar donde se ha hecho, si es figurativo o abstracto o si pertenece a una categoría estable como Cubismo, retrato Flamenco o Fotografía. También cuenta con otras etiquetas más subjetivas, sobre todo en arte contemporáneo, con téminos como “globalización” o “cultura crítica” para dar un contexto ideológico. Por ejemplo, un Picasso deberá ser etiquetado con “Cubismo”, “pintura abstracta”, “España”, “Francia” y “Amor”. Además a las categorías se le añade un valor entre 1 y 100, para dar intensidad y facilitar las recomendaciones.
Art.sy también tiene como objetivo establecer conexiones entre las obras de arte que son aparentemente de mundos diferentes, con un catálogo que abarca piezas del British Museum, la National Gallery de Washington, Los Angeles Museum of Contemporary Art y otros.
Así, conseguimos que obras arte sean más fácilmente conocidas y acercadas a la población, de una manera global y de sencillo y divertido acceso.
Sandra Martín
Redacción

sábado, 13 de octubre de 2012

OTRAS FLORES DEL CAMINO


Por Francisco Payo

Dijo don Quijote:
—Gozoso aquel caballero, Sancho amigo, que unido a su bravura, hubiera de ser dueño de espada, adarga, peto, yelmo y bruñido espaldar, obra de artesanos que tan buen lustre dan a sus excelsas obras, testimonios de preclaro y bienquisto oficio.

Respondió Sancho:
—Pondere todo lo que sepa o quiera vuestra merced esos útiles guerreros, pues que yo lo haré con la mi bota de vino, los quesos de mis alforjas y el filoso albaceteño que los corta a razón de mi hambre o gusto. Y si dignos artesanos son los que a vos nutren de belicosos sueños, los de mi aquiescencia también han haberes con sus benditas artes: ya bota, ya vino, ya alforja, ya queso o licencioso cuchillo.

Así hablando, remontaron viñedos, olivares y fanegas del dorado cereal que amaban los molineros, afanosos productores de mil ricos alimentos.


EN EL AIRE


Por Elena del Valle

Vuela, revolotea, vuela. Si te estiras puedes rozarla pero hay que esforzarse, no es tan fácil como alargar la mano y atraparla. Hay que seguirla sigilosamente, buscarla detrás de los árboles, en el lecho del río, entre el serrín del suelo. Hay que detenerse y observar porque a veces está y otras desaparece. Pero cuando se presenta descarada hay que agarrarla con las dos manos, los dos ojos, las orejas, los pies y la boca y hay que labrarla para que exista por fin.

Entonces comienza el trabajo artesano: los bocetos se amontonan en cuadernos y hojas sueltas; el tronco espera pacientemente en el banco. Las manos cogen la azuela y con movimientos precisos empiezan a dar forma a la musa que correteaba entre los árboles, se
sumergía en el río y se vestía de serrín.