jueves, 29 de noviembre de 2012

Voluntariado y solidaridad para ser más felices.



Todos sabemos que las acciones que llevamos a cabo sin esperar nada a cambio son buenas para el ánimo, pero ahora también lo confirma un estudio llevado a cabo por economistas italianos.
Luca Stanca, economista de la Universidad Bicocca de Milán afirma que “con este estudio se derriba ese argumento de la economía que sostiene que la solidariedad no tiene valor, porque no existe un “precio de mercado”.
El estudio comenzó con medir lo que por definición es incalculable: el valor de la gratuidad. En su investigación, basada en los índices de “Life satisfaction” registrados en varias ciudades de todo el mundo, ha llevado a conclusiones paradójicas.
Suspendidas grandes metrópilis como Roma y Milán y por el contrario, aprobadas pequeñas ciudades como Isernia, Vibo o Valentia. Este es el resultado pardójico que muestra en esta clasificación, llevada a cabo por el estudio que en las ciudades, que las relaciones desinteresadas son menores y más frágiles que en el resto de Italia. Lo que se traduce como un menor nivel de satisfacción de la población.
Trasladando este análisis a un nivel más global, se ha calculado la satisfacción media. Y ha resultado que la población mundial que participa en este tipo de actividades se siente más feliz respecto a las demás personas que no colaboran.
El economista ha obtenido un resultado de 1.17 puntos de satisfacción. Un índice menos elevado encontramos en las personas que obtienen un aumento de sueldo, por ejemplo, una subida de 8.000 euro al año conlleva a una satisfacción del 1.15 puntos.
Sin embargo el valor más importante es el de la salud que multiplica por cuatro el nivel de felicidad de aquellas personas que hacen voluntariado o solidaridad.
Otro factor destacado que repercute en la felicidad es el matrimonio al que Stanca atribuye un valor de 3.67 puntos. Por el contrario, el desempleo marca un índice negativo del -3.94, en abosoluto el mayor factor que influye negativamente en la felicidad.
Dentro del voluntariado cabe destacar la solidariedad pura como la que crea más satisfacción (1.78 puntos), seguida de las acciones en las comunidades religiosas (1.14).
Stanca también afirma que “Una sociedad, que centra su atención en la ayuda disinteresada, es más justa y eficiente”. El objetivo de la economía, concluye en economista es el de conseguir hacer felices y no más ricos a los integrandes de una sociedad, porque la felicidad conlleva automaticamente a una mayor riqueza económia de una comunidad.
Eva Ferraro
Redacción

Nada debe parecer imposible de cambiar


Crowdfunding: cooperación colectiva para financiar proyectos


El Crowdfunding, la nueva tendencia.
En una época en la que los inversores escasean, miles de particulares financian productos y empresas a su antojo.
Empecemos por 2 conceptos: el crowdfunding y los presumers.
El crowdfunding o el financiamiento col·lectivo, es la cooperación colectiva, llevada a cabo por personas en Internet para financiar esfuerzos en: campañas políticas, el nacimiento de compañías, pequeños negocios…
Por otro lado, los “presumers” son personas que se caracterizan por 3 aspectos:
-   Firstismo: aquellas personas que quieren más cosas, ser los primeros en comprarlo, en comprar lo mejor y ahora.
-   Historias: estar en un proyecto de crowdfunding les hace sentir importantes, que forman parte de algo y que tienen una historia importante que contar.
-    Pertenencia: se sienten los “creadores” del producto incluso antes que salgan ya que son ellos quien financian los futuros productos.
Estos dos conceptos ha dado como resultado que se encuentren productos más diversos , más baratos de producir al haber más productores y a la expansión de ideas de ideas sin precedentes.
Los presumers se han establecido en el mercado como consumidores en potencia ya que son consumidores que eligen que es lo que se produce y a la vez, que consumir. Se podría decir que ahora el consumidor consume a la carta. Financia según si le interesa el producto o no.
Así, los presumers, han abierto la puerta a una nueva experienciade consumo: obtener mejores, más originales y más destacados productos y servicios para su gozo personal.
A continuación, unos cuántos ejemplos de plataformas de crowdfunding y como los presumers son sus principales actores.
Kickstarter: esta es la más famosa de todas. Es una plataforma de proyectos creativos. Los presumers o “mecenas” pagan por financiar el proyecto si les interesa y si al final se lleva a cabo, reciben el producto los primeros. La plataforma se queda con el 5% de la financiación.
3 de los más conocidos productos que se han llevado a cabo son: el Peeble watch, el Elevation iphone Dock y la videoconsola Ouya.
ToGather.Asia: es el Kickstarter asiático.
Crowdcube: es la primera plataforma del mundo en la que se puede participar en empresas mediante la financiación o mediante la adquisición de un tanto por ciento de la empresa.
Por último, Idea.me, la plataforma líder de América Latina.
Este es el futuro del consumo y de la personalización del producto. No se nos ofrecerá aquello que no decidamos financiar. Así, en un futuro tendremos más control sobre lo que queremos comprar y no comprar lo que se nos imponga.

Alejandro Miralles
Redacción

domingo, 25 de noviembre de 2012

Feos en la calle


"Solo se manifiestan los feos", decía el actor Arturo Fernández, engolfado por las risas del público


No hay manera de zafarse de esta realidad. Es la que nos ha tocado en suerte. ¿No queríamos emociones? ¡Toma ya, momento histórico! Creíamos que la única forma de agitar las caducadas ideologías era desempolvar los rencores de nuestra guerra. No sabíamos, ay, lo que nos deparaba el futuro. Y esto es ya el futuro. El futuro implacable que llama a diario a los que tenemos algún tipo de tribuna pública. Son los lectores los que se están encargando de ponernos al cabo de la calle. El buzón de entrada de nuestros correos o de nuestros espacios cibernéticos hierve de información de primera mano sobre lo que nos está pasando. Antes, por ejemplo, de que los medios anunciaran la movilización ciudadana contra el cierre del hospital de la Princesa la noticia llegaba a mí, imagino que a otros muchos, a través de la vida virtual (facebook, correo, web) y también de la vida en tres dimensiones, porque mis queridos panaderos tenían sobre el mostrador el folio para que los vecinos firmáramos. Sí, el mismo folio que firmó para asombro de todos la alcaldesa de Madrid. Por una vez, he que darle la razón al presidente de la comunidad madrileña (señor González, no se me acostumbre): la alcaldesa parecía desconocer lo que viene siendo la política sanitaria de su propio partido. El caso es que tras ver a una anciana en mi panadería calzarse las gafas y firmar, hice lo propio. Son los ciudadanos los que nos vienen avisando desde hace tiempo de lo que pasa o de lo que está a punto de pasar. Detrás van los partidos de la oposición, los sindicatos y los cronistas. Se nos debería caer la cara de vergüenza, pero al mismo tiempo es una buena noticia: tantos años de partidismo no han destrozado la voluntad civil; la gente busca la manera de participar en este presente abrumador, de que no se nos dé el futuro hecho, como un destino fatal e inmutable. Se ha parado el cierre de ese hospital que tantos y tan buenos servicios ofrece, incluidos los de investigación, y podemos afirmar que el mérito de esa conquista hay que atribuírselo a pacientes involucrados, vecinos, médicos y otros manifestantes solidarios. Este es un ejemplo de cómo tenemos que aplicarnos a las cosas concretas y olvidarnos ya de los discursos abstractos. Pequeñas victorias. No hay victoria final. Hay solo pequeñas victorias.
Hará cosa de un mes que a mi buzón electrónico llegó la carta de una abogada y profesora de derecho civil alertándome sobre la imposición de tasas judiciales. Tasas con afán recaudatorio y disuasivo. La letrada me lo resumía así: “No hay Estado de derecho cuando no se tiene amparo judicial y estas medidas afectan al corazón mismo del Estado de derecho”. No puedo decir que no fui avisada. Hasta ese momento había leído algo en la página 15 de algún periódico, pero se trata de ese tipo de asuntos que los legos hemos de ver en primera plana para reconocer su importancia. Ante las noticias jurídicas o económicas casi siempre esperamos de manera prudente a que escriban otros. No por falta de compromiso sino de información. Pero esta profesora de derecho me contaba con precisión aquello que luego he ido leyendo aquí y allá. Los lectores nos informan ya de primera mano. Lo hacen porque quieren intervenir en la medida de lo posible en el curso de esta historia común de la que unos pocos quieren expulsar a la mayoría, que son los afectados. La teoría de esa minoría dirigente es que el bien del país nos obliga a dejarnos arrastrar por esta corriente salvaje, que no es patriótico nadar contra ella. Pero la experiencia nos enseña que hay que poner freno a cada abuso concreto. Y los cronistas también estamos aprendiendo algo de esta realidad que se nos presenta como inabarcable: ya no vale teorizar, hay que contar la realidad en pequeñas dosis.
En estos días en que cualquier gilipollez expresada en público se convierte en vírica gracias a las redes, hemos podido escuchar al actor Arturo Fernández, sí, el de “chatina”, aquel que algunos niños recordaban con ternura por La casa de los líos, expresar unas cuantas groserías entre los contertulios de El gato al agua. Decía el actor que la gente que sale a la calle para manifestarse es básicamente fea. Decía, además, que con tanta gente fea en la calle se disuade a los turistas. Decía muchas más tonterías de barra de bar, pero lo que helaba la sangre era la manera en que le reían la gracia los contertulios de ese mostrador, haciendo que con cada carcajada aumentara la distancia entre una España y la otra. Qué buena oportunidad para no hacer un chiste rancio, cruel, matonesco, y qué buena oportunidad para no reírse. “¡Con la de gente guapa que hay en España y a manifestarse solo salen los feos!”, decía Fernández, engolfado por las risas de su público.
Miedo da que la crisis haga más honda la brecha entre las dos Españas, la favorecida y la olvidada
Miedo da que esta crisis haga más honda la brecha que separa a dos Españas, la favorecida y la olvidada. Hay muchos ciudadanos movilizados para evitarlo. Yo siento su latido a través de las palabras que me escriben. Por fortuna, cada vez hay más feos en la calle tratando de cambiar el curso de esta historia. Son obreros, pero también abogados, médicos, enfermeras, jubilados, maestros… Se ve que los guapos están todos en el teatro, viendo, por supuesto, a Arturo Fernández.

jueves, 22 de noviembre de 2012

“VENUS DE CHANAPATA”


 Descripción:
Cántaro de arcilla de forma antropomorfa, cuerpo globular, cuello elevado y borde expandido; presenta  una figura femenina desnuda en cuya prominente volumetría destaca el torso medio del cuerpo, con extremidades inferiores bastante cortas y las  superiores con mayor dimensionamiento.
Fija su interés en la representación de los genitales, ombligo, y pecho, con  una decoración incisa de líneas oblicuas que siguen un ordenamiento homogéneo sobre brazo y antebrazo, sugiriendo el uso de una decoración corporal ornamentada sobre la piel.
El tratamiento de superficie es poco prolijo, se observa un sutil alisado de la pasta, observándose algunas irregularidades del proceso de manufactura.
Características:
-       Objeto                   : Cántaro escultórico
-       Cultura                   : Chanapata
-       Dimensiones           : Alto: 13.8cm; ancho: 8.7cm; espesor máximo: 0.6cm.
-       Peso                      : 249.95 gr.
-       Material                  : Arcilla
-       Técnica                  : Modelado
-       Decoración             : Alto relieve e inciso, en toda la superficie
Procedencia:
Donada por el Dr. Jorge Yábar Moreno fue clasificada por el Dr. Manuel Chávez Ballón como representante de la Cerámica Huaro- Chanapata.  Pudo ser utilizado en rituales de producción agrícola, como parte de un “despacho” u ofrenda  a la madre tierra, cabe señalar que de acuerdo a la cosmovisión andina, en el mes de agosto se ofrenda elementos rituales a la pachamama (1), a los Apus (Espíritus de las Montañas Sagradas), a las wakas, aukis, entre otras deidades que representa a la Tierra en su conjunto. Actualmente se conserva estas creencias, y es practicado  por las comunidades andinas quechuas, aimaras y otros grupos étnicos.                                 
La cultura Chanapata estuvo ubicada al  oeste de la ciudad del Cusco, actual barrio de Santa Ana, fue descubierta por el Dr. Jhon Rowe en 1941, cuya cerámica se caracterizó por el bruñido, pulido en los bordes e incisiones de líneas rayadas  aisladas.

VENUS UNIVERSALES:
 A finales del pleistoceno y principio del Neolítico, en Europa (desde Francia hasta Siberia) proliferan esculturas femeninas pequeñas, conociéndoseles como Venus. Son esculturas en bulto redondo, otras se hallaron aplicadas en relieve sobre superficie rocosa. Habitualmente miden entre los 3 y los 22 cm. Concebidas para caber en la palma de la mano. Representan a los órganos sexuales de la mujer, con senos, vientre, nalgas y caderas abultadas de sobremanera, como la  Venus de Willindorf, Venus de Laussel o Dama del Cuerno, Venus de Savignano, Venus de Hohle Fels, Venus de Grimaldi o la Polichinela.
 (1)    Palabra quechua que significa madre tierra.

VASIJA GLOBULAR de la Cultura Carchi Pasto

http://alabado.org/noticias/pieza-del-mes-0

miércoles, 21 de noviembre de 2012

EL CUERVO



Una vez, al filo de una lúgubre media noche, 
mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido, 
inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia, 
cabeceando, casi dormido, 
oyóse de súbito un leve golpe, 
como si suavemente tocaran, 
tocaran a la puerta de mi cuarto. 
"Es -dije musitando- un visitante 
tocando quedo a la puerta de mi cuarto. 
Eso es todo, y nada más." 

¡Ahl aquel lúcido recuerdo 
de un gélido diciembre; 
espectros de brasas moribundas 
reflejadas en el suelo; 
angustia del deseo del nuevo día; 
en vano encareciendo a mis libros 
dieran tregua a mi dolor. 
Dolor por la pérdida de Leonora, la única, 
virgen radiante, Leonora por los ángeles llamada. 
Aquí ya sin nombre, para siempre. 

Y el crujir triste, vago, escalofriante 
de la seda de las cortinas rojas 
llenábame de fantásticos terrores 
jamás antes sentidos. Y ahora aquí, en pie, 
acallando el latido de mi corazón, 
vuelvo a repetir: 
"Es un visitante a la puerta de mi cuarto 
queriendo entrar. Algún visitante 
que a deshora a mi cuarto quiere entrar. 
Eso es todo, y nada más." 

Ahora, mi ánimo cobraba bríos, 
y ya sin titubeos: 
"Señor -dije- o señora, en verdad vuestro perdón 
imploro, 
mas el caso es que, adormilado 
cuando vinisteis a tocar quedamente, 
tan quedo vinisteis a llamar, 
a llamar a la puerta de mi cuarto, 
que apenas pude creer que os oía." 
Y entonces abrí de par en par la puerta: 
Oscuridad, y nada más. 

Escrutando hondo en aquella negrura 
permanecí largo rato, atónito, temeroso, 
dudando, soñando sueños que ningún mortal 
se haya atrevido jamás a soñar. 
Mas en el silencio insondable la quietud callaba, 
y la única palabra ahí proferida 
era el balbuceo de un nombre: "¿Leonora?" 
Lo pronuncié en un susurro, y el eco 
lo devolvió en un murmullo: "¡Leonora!" 
Apenas esto fue, y nada más. 

Vuelto a mi cuarto, mi alma toda, 
toda mi alma abrasándose dentro de mí, 
no tardé en oír de nuevo tocar con mayor fuerza. 
"Ciertamente -me dije-, ciertamente 
algo sucede en la reja de mi ventana. 
Dejad, pues, que vea lo que sucede allí, 
y así penetrar pueda en el misterio. 
Dejad que a mi corazón llegue un momento el silencio, 
y así penetrar pueda en el misterio." 
¡Es el viento, y nada más! 

De un golpe abrí la puerta, 
y con suave batir de alas, entró 
un majestuoso cuervo 
de los santos días idos. 
Sin asomos de reverencia, 
ni un instante quedo; 
y con aires de gran señor o de gran dama 
fue a posarse en el busto de Palas, 
sobre el dintel de mi puerta. 
Posado, inmóvil, y nada más. 

Entonces, este pájaro de ébano 
cambió mis tristes fantasías en una sonrisa 
con el grave y severo decoro 
del aspecto de que se revestía. 
"Aun con tu cresta cercenada y mocha -le dije-. 
no serás un cobarde. 
hórrido cuervo vetusto y amenazador. 
Evadido de la ribera nocturna. 
¡Dime cuál es tu nombre en la ribera de la Noche Plutónica!" 
Y el Cuervo dijo: "Nunca más." 

Cuánto me asombró que pájaro tan desgarbado 
pudiera hablar tan claramente; 
aunque poco significaba su respuesta. 
Poco pertinente era. Pues no podemos 
sino concordar en que ningún ser humano 
ha sido antes bendecido con la visión de un pájaro 
posado sobre el dintel de su puerta, 
pájaro o bestia, posado en el busto esculpido 
de Palas en el dintel de su puerta 
con semejante nombre: "Nunca más." 

Mas el Cuervo, posado solitario en el sereno busto. 
las palabras pronunció, como virtiendo 
su alma sólo en esas palabras. 
Nada más dijo entonces; 
no movió ni una pluma. 
Y entonces yo me dije, apenas murmurando: 
"Otros amigos se han ido antes; 
mañana él también me dejará, 
como me abandonaron mis esperanzas." 
Y entonces dijo el pájaro: "Nunca más." 

Sobrecogido al romper el silencio 
tan idóneas palabras, 
"sin duda -pensé-, sin duda lo que dice 
es todo lo que sabe, su solo repertorio, aprendido 
de un amo infortunado a quien desastre impío 
persiguió, acosó sin dar tregua 
hasta que su cantinela sólo tuvo un sentido, 
hasta que las endechas de su esperanza 
llevaron sólo esa carga melancólica 
de "Nunca, nunca más." 

Mas el Cuervo arrancó todavía 
de mis tristes fantasías una sonrisa; 
acerqué un mullido asiento 
frente al pájaro, el busto y la puerta; 
y entonces, hundiéndome en el terciopelo, 
empecé a enlazar una fantasía con otra, 
pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño, 
lo que este torvo, desgarbado, hórrido, 
flaco y ominoso pájaro de antaño 
quería decir granzando: "Nunca más," 

En esto cavilaba, sentado, sin pronunciar palabra, 
frente al ave cuyos ojos, como-tizones encendidos, 
quemaban hasta el fondo de mi pecho. 
Esto y más, sentado, adivinaba, 
con la cabeza reclinada 
en el aterciopelado forro del cojín 
acariciado por la luz de la lámpara; 
en el forro de terciopelo violeta 
acariciado por la luz de la lámpara 
¡que ella no oprimiría, ¡ay!, nunca más! 

Entonces me pareció que el aire 
se tornaba más denso, perfumado 
por invisible incensario mecido por serafines 
cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado. 
"¡Miserable -dije-, tu Dios te ha concedido, 
por estos ángeles te ha otorgado una tregua, 
tregua de nepente de tus recuerdos de Leonora! 
¡Apura, oh, apura este dulce nepente 
y olvida a tu ausente Leonora!" 
Y el Cuervo dijo: "Nunca más." 

"¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabolica! 
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio 
enviado por el Tentador, o arrojado 
por la tempestad a este refugio desolado e impávido, 
a esta desértica tierra encantada, 
a este hogar hechizado por el horror! 
Profeta, dime, en verdad te lo imploro, 
¿hay, dime, hay bálsamo en Galaad? 
¡Dime, dime, te imploro!" 
Y el cuervo dijo: "Nunca más." 

"¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica! 
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio! 
¡Por ese cielo que se curva sobre nuestras cabezas, 
ese Dios que adoramos tú y yo, 
dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén 
tendrá en sus brazos a una santa doncella 
llamada por los ángeles Leonora, 
tendrá en sus brazos a una rara y radiante virgen 
llamada por los ángeles Leonora!" 
Y el cuervo dijo: "Nunca más." 

"¡Sea esa palabra nuestra señal de partida 
pájaro o espíritu maligno! -le grité presuntuoso. 
¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica. 
No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira 
que profirió tu espíritu! 
Deja mi soledad intacta. 
Abandona el busto del dintel de mi puerta. 
Aparta tu pico de mi corazón 
y tu figura del dintel de mi puerta. 
Y el Cuervo dijo: Nunca más." 

Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo. 
Aún sigue posado, aún sigue posado 
en el pálido busto de Palas. 
en el dintel de la puerta de mi cuarto. 
Y sus ojos tienen la apariencia 
de los de un demonio que está soñando. 
Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama 
tiende en el suelo su sombra. Y mi alma, 
del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo, 
no podrá liberarse. ¡Nunca más! 

VALORES COMPARTIDOS. OBJETOS OCULADOS


Hemos hablado muchas veces de la similitud existente entre todas las construcciones de sepulcros megalíticos en la fachada Atlántica, Francia, Holanda, Escandinavia y norte de Alemania. No vamos a repetir las argumentaciones que ya hemos comentado varias veces en posts anteriores. Sin embargo sí queremos llamar la atención sobre una visión estético-conceptual compartida por este mundo. Los objetos "oculados". En nuestra opinión, al calificarlos de esta manera, estamos asumiendo una interpretación cuya exactitud no está probada. Sin embargo sí queda demostrado, a nuestro entender la existencia de unos valores o creencias compartidas, de la misma forma que la representación de un crucifijo, ocurra donde ocurra, pone de manifiesto unos valores y creencias compartidas por esas poblaciones.
En este caso es mucho más compleja la interpretación al tratarse de representaciones no naturalistas. Veamos algunas imágenes que ilustran esta afirmación:


Algunos recipientes hallados en España. De arriba a abajo y de izquierda a derecha: cuenco oculado procedente del yacimiento de Los Millares, obtenido de la WEB: "Esacademic" en su post sobre el Arte Esquemático Ibérico. Cazuela de Los Millares, obtenida de al WEB "Asociación los Dólmenes" . Fotos de fragmentos de vasija con decoración oculada, procedentes del Museo de Zamora. Fotografía obtenida por Belén Cacharro.
Algunos recipientes cerámicos tipo Bundso, encontrados en tumbas megalíticas en Dinamarca. Imágenes obtenidas de la WEB:"Nationalmuseet" del Museo Nacional de Dinamarca.
Folkton Drums. Estos objetos fueron encontrados por el canónigo Greenwell William en 1889 cuando abrió un túmulo redondo en Folkton Wold. Habían sido colocados detrás de la cabeza y las caderas del cuerpo de un niño, en una estrecha fosa oval rodeada por dos zanjas concéntricas. Varios otros cuerpos compartía el lugar de enterramiento. La costumbre de enterrar a las personas con ajuar "especial" había comenzado alrededor de 3000 aC. Esta tumba es excepcional (los tambores son únicos) y da idea del estatus del niño. Imagen tomada de la WEB: "The British Museum."
Arriba, de izquierda a derecha: ídolo placa de Valencina de la Concepción, Sevilla (imagen obtenida del "Portal de Museos de Andalucía" ); ídolo placa del dolmen de Granja de Céspedes, Badajoz (Imagen obtenida de la WEB "PIDPAZ" ); ídolo placa del anta pintada de Antelas en Oliveira de Frades, Portugal (imagen obtenida de la WEB: "Celtiberia.net" ); ídolo cilíndrico de Morón de la Frontera, Sevilla (imagen obtenida de la WEB: "Portal de Museos de Andalucía" ); ídolo cilindrico llamado de Extremadura, originario del valle del Guadalquivir (Imagen obtenida de Wikipedia) ; ídolo placa del anta pintada de Antelas, Oliveira de Frades, Portugal (imagen obtenida de la Web: "Celtiberia.net" )
Ortostato perimetral del túmulo de Newgrange (Irlanda). Fuente Bronceatlántico. Abajo, la misma foto, incrementando el contraste a efectos de hacer evidentes los grandes círculos y la decoración con triángulos, muy similar al ídolo placa de Valencina.
Vista aérea de la colina de Tara (Tara hill) en Irlanda. Imagen obtenida de la WEB "Tarawatch" .
Todas estas imágenes coinciden aproximadamente en época y contexto, ya que se datan en torno al III milenio a.C. y están asociadas a contextos megalíticos, relacionados con prácticas funerarias. No son prueba de unas relaciones políticas rígidas (imperios o similares) pero sí prueban a nuestro entender la existencia de un grupo que comparte unas serie de creencias y que se mantiene en contacto a través de alianzas y rutas de intercambio comercial.
Establecer el grado de relación entre estos grupos requiere probablemente de nuevos hallazgos que permitan reinterpretar el registro fósil existente.

El Neolítico Cardial.


Se expande desde las zonas mediterráneas. Economía principalmente ganadera, siendo la agricultura una actividad menos relevante. Predomina la cría de ovicápridos, aunque también están presentes el cerdo y una raza de bueyes de pequeño tamaño.

Cultivan cereales (trigo y cebada), leguminosas (arveja) y bellota.

Es característica la cerámica de formas esféricas y decoraciones a base de impresiones realizadas con conchas de moluscos (Cardium Edule, berberecho). Utilizan la tecnología de la piedra pulimentada.

Sus hábitats están formados por cabañas circulares, aunque continúan ocupando cuevas y abrigos en rocas. Son semisedentarios ya que muchos de sus grupos practican la ocupación temporal de sitios siguiendo a los animales en un pastoreo trashumante (un buen ejemplo es la ocupación estacional del abrigo de Jean Crox).

Hay continuos intercambios e influencias entre estas tres culturas, lo que marcará las últimas fases del Neolítico y el Calcolítico francés, así como sus diferencias regionales.

Un buen ejemplo de estos intercambios es que se han hallado conchas de moluscos mediterráneos en el norte de Francia.

VASO GLOBULAR EN CATALUNYA

La investigación arqueológica ha otorgado al término Neolítico una significación global a  medida que se han observado una serie de cambios solidarios como son, dentro del mismo campo del cambio tecnológico, la aparición de la cerámica y la diversificación general del utillaje; o, dentro de los aspectos sociales, la aparición del poblado como fruto de la sedentarización de la población y de una agrupación más estable; o finalmente, dentro del campo económico, con los inicios de la actividad económica productiva. Algunos especialistas consideran que la aparición de la cerámica será una de las principales aportaciones de esta nueva etapa en la evolución del ser humano.


VASIJA GLOBULAR CON CUELLO DE BOTELLA Y TRES ASAS:


VASIJA GLOBULAR CON CUELLO DE BOTELLA Y TRES ASAS:
Yacimientos Arqueológicos de La Araña.

7.500 a.c. Contemplando esta magnifica vasija cardial, fabricada a mano sin torno de alfarero y admirando su armonía y proporción, nos recuerda el equilibrio del arte clásico griego, tal es la perfección que el artesano neolítico alcanzo al fabricarla y decorarla. De hecho con un solo fragmento que encierre los elementos esenciales (asa. cuello, cuerpo y decoración) se puede reconstruir la vasija entera, tal como sucedía con los Templos Griegos.


REPRODUCCIÓN HISTÓRICA REALIZADA POR José Palacio

20-N: GANAR LA CALLE CONTRA LA DICTADURA FINANCIERA Y LA REPRESIÓN FASCISTA



Enviado por Centro Social 


Todas las referencias internacionales a España lo avalan: El Estado Español ha dejado de ofrecer las pocas garantías que existían a la hora de ejercer derechos democráticos básicos, vulnerando las libertades políticas y los derechos humanos, y el Estado ha mostrado de nuevo su verdadera identidad de gestor de los intereses de las clases dominantes del país y de los organismos de crédito extranjeros.
La oligarquía financiera española, a la vez que acumula un mayor poder de fuego sobre el conjunto de los trabajadores y el pueblo, se encuentra en cada vez mayor decadencia. Y lo que hemos visto en los últimos dos años es que los intereses de esa oligarquía no son compatibles con el respeto a las garantías políticas básicas que nos corresponden. La llamada Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea) ha impuesto condiciones económicas a los trabajadores que solo pueden ser aplicadas mediante procedimientos de excepción, papel que la derecha española ha aceptado gustosamente restaurando las prácticas del Estado fascista, todo ello con la complicidad del resto de partidos parlamentarios y los llamados “agentes sociales”.
El pasado 11 de noviembre se cumplieron 5 años del asesinato de nuestro compañero Carlos Palomino en el Metro de Madrid, por parte de un militar neonazi que se dirigía a una manifestación fascista autorizada por la Delegación del Gobierno. La muerte de nuestro compañero y la posterior represión ese día y en los meses siguientes expresaron con nitidez que el Estado iba a cargar contra toda expresión popular y combativa, y que la entonces incipiente crisis económica iba a tener como únicas víctimas a los sectores populares.
Y así ha sido. El aparato del Estado, a pedido de las grandes corporaciones financieras, ha ejecutado un amplio abanico de medidas que restauran lo peor de la represión franquista, cuyo horizonte es criminalizar, judicializar y reprimir la protesta social sin medias tintas: reforma del Código Penal que aumenta penas y restringe todavía más el derecho de manifestación, reforma judicial que permite la defensa sólo a las clases más pudientes,impunidad de las Fuerzas de Seguridad del Estado en el accionar represivo, vía libre a la actividad de la ultraderecha y los grupos fascistas en su actividad terrorista, detenciones arbitrarias, torturas en la detención, endurecimiento de condiciones penitenciarias a los presos políticos y restricciones al uso del espacio público.
España ha vuelto a ser un gran régimen de libertad vigilada donde vuelven a prevalecer los condicionamientos que el fascismo impuso a la muerte de Franco: los intereses de la oligarquía financiera se defenderán a sangre y fuego. El Estado ha lanzado una guerra ideológica y de clase que tiene como fin la destrucción de los sectores sociales combativos, y el disciplinamiento de la clase trabajadora a las necesidades de la élite económica.
Este es un 20-N muy especial. Aunque hayan pasado 37 años de la muerte del dictador, los hechos demuestran cómo la estructura política, económica y militar del fascismo ha prevalecido. La oligarquía nos ha relegado a la condición de súbditos de unos organismos internacionales y de unas condiciones de vida que no hemos elegido. Sólo desde el conjunto del pueblo estaremos en condiciones de enfrentar y superar esta ofensiva represiva y derrotando con todos nuestros medios el modelo político/económico que la vieja guardia del fascismo ha desempolvado.

ENFRENTEMOS LA ESCALADA REPRESIVA
FORMEMOS LA AUTODEFENSA ANTIFASCISTA CONTRA EL RÉGIMEN
DERROTEMOS EL PLAN ECONÓMICO DE LA OLIGARQUÍA Y LOS BANCOS
¡NO PASARÁN!

Jornadas sobre Autogestión 19, 20 y 24 de Noviembre en Guadalajara




Enviado por CNT Guadalajara 

19/11/2012 19:15
Localidad: 
 Guadalajara
Lugar: 
 Biblioteca Pública de Guadalajara (Plaza de Dávalos).
Jornadas sobre Autogestión 19, 20 y 24 de Noviembre en Guadalajara
Después de la gran jornada de lucha del 14 de Noviembre desde el Sindicato de Oficios Varios de la CNT de Guadalajara continuamos la actividad lanzando estas jornadas sobre autogestión mostrando en este momento de perdida de derechos y de ataques continuos contra los trabajadores, que hay alternativas y que además de luchar contra los recortes podemos empezar a construir alternativas reales en el aquí y ahora. En las jornadas se trataran tres temas pilares para la sociedad; Educación, producción agroecológica y sanidad.

Lunes 19.
19:15 Charla-debate “Cooperativas y autogestión en la producción agroecológica”. Exponen las cooperativas del sector de la Sierra Norte. Lugar: salón de actos de la Biblioteca Pública de Guadalajara (Plaza de Dávalos).  

Martes 20.
19:15 Charla-debate “Experiencias autogestionarias pasadas y actuales en el ámbito de la educación”. Expone Carlo Coca, militante de CNT Zamora. Lugar: salón de actos de la Biblioteca Pública de Guadalajara (Plaza de Dávalos).  

Sábado 24.
18:30 Proyección del documental “La sanidad en crisis” sobre la lucha de los trabajadores de Kilkis (Grecia) y posterior debate. Lugar: local de CNT Guadalajara (C/ La Mina 31-A).

¿Qué estamos esperando para usar nuestro poder?



Carlos M. Duarte
¿Qué estamos esperando para usar nuestro poder? → Carlos Duarte 300x198 El poder de las redes sociales: ¿A qué estamos esperando?
Acabo de leer la noticia del suicidio de la tercera persona que se quita la vida ante su desahucio inminente. Me ha impactado, al igual que los dos anteriores, como una bofetada, que todavía siento caliente en mi mejilla, con sentimientos encontrados de indignación y de cabreo, por un lado, y una pena inmensa que me ahoga por otro lado.
¿Qué podemos hacer para detener tanto dolor, tanta injusticia? No quiero esperar a leer el cuarto anuncio. No quiero pensar en la próxima persona que va a perder su casa, y quizás arrastrada por la suya la de un familiar, típicamente sus padres o sus abuelos, que avalaron su casa con la suya.
Leo que el PP y el PSOE quieren modificar la ley hipotecaria, pero no será suficiente ni se hará con la rapidez necesaria.
Hemos de hacer algo, no podemos seguir consultando día a día los titulares a la espera de otra noticia igual de trágica.
Hemos de despertar al poder que tenemos, el único que no nos pueden quitar, porque la capacidad de expresarnos nos la han secuestrado con las porras de los antidisturbios y la de influir en la política con las listas cerradas.
Nuestro mayor poder, el único que nos pueden quitar, reside en nuestra capacidad como consumidores. Aprendamos cómo usarla y tendremos el poder de cambiar las cosas a partir de acciones pequeñas.
Hace 12 años el periodista Malcolm Gladwell publicó el libro The Tipping Point: How Little Things Can Make a Big Difference (El umbral de cambio: Cómo pequeñas cosas pueden hacer grandes diferencias), que trataba de cómo pequeñas acciones, impulsadas por el poder de las redes sociales, podían generar grandes cambios.
El término redes sociales no se refiere en este contexto a las herramientas electrónicas para contactos en red, sino a las interacciones entre individuos en una comunidad y la velocidad con la que estas redes pueden propagar tendencias y opiniones generando cambios.
En ese libro se describían una serie de ejemplos del poder de las redes sociales para generar cambios bruscos y a veces inesperados en comportamientos sociales. Quizás el ejemplo más conocido de cómo están estructuradas las redes sociales sea el que conocemos con “seis grados de separación”, que se refiere a la idea de que dos personas tomadas al azar están conectadas entre ellas por seis personas.
Esa idea la expresó el escritor húngaro Frigyes Karinthy en un relato corto titulado Cadenas, que inspiró muchas de las cadenas de cartas que se popularizaron en España en los años 80, donde cada persona que recibía una carta debía reenviarla a su vez a otras 6 personas.
En los años 50 dos matemáticos americanos intentaron derivar la solución al número de personas que une, en promedio, a dos personas tomadas al azar, y en 1967 el sociólogo Stanley Milgram realizó un experimento en el que personas seleccionadas al azar en un estado de EEUU debían hacer llegar un paquete a otras tantas personas seleccionadas al azar en Massachusetts, de las que solo conocían el nombre y ocupación enviando el paquete a las personas con más contactos que conociesen. El número de intermediarios para que el paquete llegase a su destinatario fue de entre 5 y 7. Hace una década Duncan Watts realizó un experimento similar, pero a través de internet, que permitió reproducir el experimento con un número mucho mayor de sujetos, pues implicó a 48,000 personas, y obtuvo que el número de personas que unía a dos tomadas al azar ¡era de seis!.
De hecho las redes complejas, sean de amistad, de internet, de conexiones aeroportuarias o ecológicas, suelen presentar una propiedad conocida como de “mundo pequeño” que significa que el número de nodos que unen dos nodos tomados al azar es mucho menor de lo que se podría esperar si las redes se hubiesen estructurado al azar. También se caracterizan porque un número pequeño de nodos -o personas en este caso- presenta una cantidad desproporcionadamente alta de conexiones.
Son estas propiedades de las redes sociales la que explotan las herramientas de internet llamadas redes como Facebook, Linkedin o Twitter, y es esta la razón por la que son tan eficientes en contactar personas que se conocen pero que han perdido el contacto entre sí.
El estudio de redes complejas es una de las herramientas más potentes para estudiar fenómenos cooperativos en ciencia, desde cambios abruptos de opinión o patrones de consumo a interacciones entre predadores y presas o entre polinizadores y plantas en ecosistemas.
La lección más importante es que las personas estamos mucho más conectadas de lo que podríamos pensar y que el uso de redes sociales es una herramienta potente para lanzar campañas, generar opinión y desencadenar cambios.
Nos sentimos atrapados por los bancos, culpables en gran medida de la crisis, pero que se comportan como fieros depredadores o carroñeros para despojar de todo lo que tienen a las personas que han caído en la espiral de deuda que los propios bancos han promovido.
Sin embargo, nosotros somos, si nos organizamos, somos mucho más poderosos que los bancos porque su poder radica en que nosotros les confiamos nuestro dinero. Basta con que decidamos trasladar nuestras cuentas bancarias a bancos con políticas sociales más solidarias.
Afortunadamente estos existen. La Kutxabank y Caja Laboral han decidido paralizar todas las ejecuciones hipotecarias tras el último suicidio en Barakaldo. Os animo a que aviséis a vuestro banco por correo electrónico de que moveréis todas vuestras cuentas y depósitos a bancos que establezcan alternativas a los desahucios. Si en una semana no han cambiado sus políticas, no lo dudéis y cambiad vuestra cuenta a un banco que sí lo haya hecho.
Si todos seguís esta pauta venceremos a los bancos y salvaremos con ello a muchas personas que se han visto atrapadas por la situación actual.
Podemos aplicar este mismo poder a muchas organizaciones que nos intentan imponer sus medidas, contra la voluntad mayoritaria. Por ejemplo, los partidos políticos. Las listas cerradas están también en la raíz de la degeneración de nuestro sistema político, pero no serán los propios partidos quienes cambien esta herramienta de control interno. Exigid listas abiertas a los partidos que votáis y hacedles saber que si no apoyan este cambio no les votaréis -y no lo hagáis- y si estáis afiliados, retirad vuestra afiliación y hacedles saber que no volveréis a afiliaros o votarles hasta que no adopten las listas abiertas.
También podemos movilizarnos para promover acciones solidarias, donde el enorme tamaño de las redes sociales podrían dar un apoyo importante a iniciativas de cohesión social como el banco de alimentos con la aportación individual de cantidades muy pequeñas de dinero, magnificadas por la participación masiva de ciudadanos.
Ha llegado el momento de actuar, y la gran mayoría silenciosa lo puede hacer sin necesidad de salir a la calle, desde la potencia que nos dan las redes sociales. Esas pequeñas acciones serán más poderosas que las más ruidosas de las manifestaciones. Seamos conscientes de nuestro poder y usémoslo: ¿A qué estamos esperando?
Carlos M. Duarte
Profesor de Investigación, CSIC, en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA).
Fuente: Huffington Post

Nos necesitamos los unos a los otros más que nunca



Pablo Herreros

Nos necesitamos los unos a los otros más que nunca → monos solidarios chimpances solidarios solidarios ayuda primates
El instinto altruista de los primates humanos.
La idea de que el hombre es un ser egoísta por naturaleza es un modelo mental que ha resurgido con fuerza en la sociedad desde que comenzó la crisis y también un debate clásico de la filosofía. Fenómenos como la corrupción, los despilfarros, las prácticas bancarias de dudosa ética, además de los desahucios y otros embargos, han fijado aún más esta idea en la mente de los españoles.
Aún siendo esto cierto, sucede que, de manera paralela, todos los días se producen movimientos sociales en dirección contraria, basados en la cooperación, el altruismo o el sentido de la justicia. Estos, desafortunadamente, pasan inadvertidos antes nuestros ojos en la mayor parte de las ocasiones.
En unos experimentos dirigidos por los psicólogos Michael Tomasello y Felix Warneken, del Instituto Max Planck, quisieron a poner a prueba la tesis del filósofo Thomas Hobbes, quien creía que el hombre es malo por naturaleza y gracias al Estado reprime su impulso egoísta. Para ello, escogieron a varios niños menores de 15 meses de edad, que por encontrarse en una fase prelingüística no estarían socializados formalmente.
En una sala, un investigador anónimo fingía necesitar ayuda en varias condiciones, como no poder abrir un armario, perder una cucharita de café o dejar caer accidentalmente una pinza de la ropa. Seguidamente, se registraba el comportamiento de los niños.
Más del 95% ayudaban en al menos una de las pruebas de manera espontánea, sin recibir ningún tipo de orden o instrucción.
Estos datos, junto a resultados idénticos con los chimpancés, llevaron a estos dos científicos a concluir que los seres humanos poseemos una tendencia innata al altruismo ya presente en nuestro ancestro común, hace millones de años.
Sin embargo, a partir de los tres años los niños comenzaban a ser selectivos sobre a quién ayudar y a quién no.
Cuando se les permitía elegir entre dos perfiles de personas que necesitaban ayuda, una que era altruista con otras personas y otra que había sido egoísta, los niños siempre se decantaban por ayudar al altruista. Esta excepción es fundamental, ya que seguir siendo altruista en un ambiente rodeado de explotadores pone en riesgo la supervivencia de cualquier animal. La generosidad generaba más generosidad en los pequeños. Además, lo pasaban bien ayudando a otros, ya que cuando se les recompensaba por hacerlo, perdían el interés, como sabemos que ocurre cuando se les premia por jugar.
En los últimos años, estamos siendo testigos de iniciativas de las que se destilan grandes dosis de altruismo y empatía hacia aquellos que peor lo están pasando.
Acontecimientos dramáticos, como los suicidios por desahucio o los millones de personas sin empleo, han estimulado una de las grandes capacidades del ser humano: la empatía o capacidad de ponerse en el lugar del otro. Son muchas las acciones llevadas a cabo por diversas asociaciones que prestan ayuda gratuita y en los últimos días el gobierno trabaja para reducir la presión a los deudores. Pero los primates no humanos también se sacrifican por sus compañeros.
En un experimento, se colocaba a un macaco separado de otros en su jaula. Cada vez que el individuo aislado comía, el grupo vecino recibía una pequeña descarga eléctrica. Los resultados demostraron que el mono prefería quedarse sin comer varios días antes que ver a los compañeros sufrir.
Estos percibían el sufrimiento ajeno y llevaban a cabo grandes esfuerzos personales por evitar el dolor de los compañeros.
El miércoles pasado, se ha producido la novena huelga general desde el comienzo de la democracia en España. En una entrevista con el primatólogo Frans de Waal, realizada por el redactor jefe de Ciencia de EL MUNDO, Pablo Jáuregui, este científico aseguró que los primates se niegan a cooperar si perciben que se está cometiendo una injusticia, por lo que se podría decir que también hacen huelga.
El experimento del que se obtuvieron estos resultados, llevado a cabo por Sara Brosnan y dirigido por el propio De Waal, en el Instituto Yerkes, consistía en intercambiar una serie de fichas de plástico por pienso con parejas de monos capuchinos. Cuando ambos se habían acostumbrado este intercambio, a uno de ellos se le daba una uva (alimento que les gusta más) mientras que al otro se le continuaba ofreciendo pienso, lo que generaba una situación de injusticia. Desde ese mismo instante, el capuchino que había sido víctima y había aceptado hasta ese momento el pienso, se negaba a continuar los intercambios con el investigador y prefería quedarse sin nada antes que aceptar un trato que consideraba injusto.
El sentido de la justicia y la moral, son mecanismos desarrollados por algunas especies de animales, que hemos encontrado en la cooperación la clave a nuestra supervivencia.
Su función es evitar que los costes de la vida en grupo superen a los beneficios, limitando los excesos que algunos individuos puedan cometer. Una estrategia que regula las distintas relaciones sociales, permitiendo que estas sean viables a largo plazo.
Ésta sería la razón del desarrollo de una moral primitiva hace ya millones de años, mucho antes de que los primeros humanos poblaran la tierra.
Gracias a estas reglas básicas sobre la vida colectiva, hoy seguimos viviendo en grupos cooperativos y no somos seres solitarios, como sucede en otras especies de animales.
A pesar de todos estos casos e investigaciones sobre la importancia de los comportamientos prosociales, el ser humano continúa magnificando los acontecimientos negativos y se olvida muy rápido de los positivos. Somos verdaderos expertos detectando fallos y carencias. Esta dificultad se debe a que hace millones de años habitábamos entornos donde esta actitud era muy útil para evitar peligros que amenazaban nuestra supervivencia. Los grupos en los que vivíamos eran muy pequeños y era muy adaptativo desconfiar de bandas vecinas.
Pero ocurre que esta mirada paranoica, no es útil por más tiempo en las sociedades del siglo XXI, donde nos necesitamos los unos a los otros más que nunca desde los orígenes de nuestra especie.
Por muchas noticias negativas que aparezcan en televisión, la cooperación, el altruismo y la moral, forman parte de lo más profundo de nuestro cableado humano.
Iniciativas sociales, como el apoyo a los desfavorecidos, el banco de alimentos o la plataforma ‘Stop desahucios’, son algunas evidencias de que los primates humanos, además de ser individualistas, también poseemos tendencias muy poderosas que nos impulsan a ayudar a otros de manera desinteresada.
Pablo Herreros
Fuente: El Mundo