jueves, 30 de mayo de 2013

Por la convergencia con los movimientos sociales

Llamazares insiste en el bloque político y social para las europeas y no descarta a Garzón en una lista

En una rueda de prensa como portavoz de Izquierda Abierta, ha llamado a IU a "intervenir ya" en favor de la convergencia con los movimientos sociales. Sobre el magistrado, que negó este jueves a 'Público' querer presentarse a las elecciones, respondió: "Ya veremos. Habrá que ver qué frente se crea y qué apoyo tiene"


El exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ha negado dos veces en el plazo de una semana -la última este mismo jueves en Público - que tenga la intención de entrar en una candidatura a las elecciones al Parlamento Europeo de 2014 que aglutine a la izquierda política y a la izquierda social y, sin embargo, Gaspar Llamazares no pierde la esperanza. "Ya veremos. Las posiciones de partida son las que son. Habrá que ver qué apoyo tiene esto, qué frente se crea, para saber si las personas están dispuestas a colaborar", dijo durante un encuentro con periodistas como portavoz de Izquierda Abierta junto a Montserrat Muñoz.
Ambos han llamado la atención sobre la importancia de esa cita con las urnas, que puede ser definitiva para "dar un sopapo al Gobierno de Rajoy" y han valorado como positivo el acuerdo alcanzado el pasado fin de semana por el Consejo Político Federal de Izquierda Unida para convocar a los movimientos sociales y a la izquierda alternativa a formar un bloque político y social para afrontar la cita europea, pero han urgido a la federación que dirige Cayo Lara a no demorar las conversaciones. "Los datos que tenemos apuntan a que éste es el momento adecuado para una iniciativa de este tipo. Más tarde probablemente nos encontremos con puertas cerradas y de lo que se trata es de que todas estén abiertas", advirtió el diputado por Asturias, para el que "no se puede esperar a un calendario, a que pase el verano, sino que hay que intervenir ya y dar una llamada de atención a la política para que se corresponda con la ciudadanía, y la ciudadanía quiere una respuesta unitaria contra la austeridad".
La posibilidad de que izquierda política y movimientos sociales convergieran en un mismo frente es algo que lleva meses encima de la mesa, con continuos contactos y debates, pero no ha sido hasta que empezó a acercarse el segundo aniversario del 15-M cuando pareció tomar forma. Es cierto que IU avanzó el pasado sábado con la llamada que hizo el secretario de convergencia política y social, Enrique Santiago, y el reconocimiento del valor de los movimientos sociales, que hizo el coordinador de la presidencia, José Luis Centella, pero no es menos verdad que la federación parece estar dando pasos poco a poco.
"Éste es el momento adecuado para una iniciativa de este tipo. Más tarde puede haber puertas cerradas"Por un lado se ha volcado con la manifestación de Pueblos unidos contra la troika del próximo sábado, en cada comparecencia Lara pide la unión de los movimientos sociales y la política en un frente, y está inmersa en una semana en la que ha recibido al líder del Front de Gauche, Jean-Luc Mélenchon, al presidente del Partido de la Izquierda Europea,Pierre Laurent, y al máximo exponente de la griega Syriza,Alexis Tsipras. Pero por otro, se ha decidido aplazar hasta después del verano unas jornadas para debatir precisamente cómo conseguir esa convergencia los días 1 y 2 de junio. La coincidencia con Alternativas desde abajo, los dos días de encuentro el 7 y el 8 de junio en Madrid, donde participarán representantes de los movimientos sociales, de todas las corrientes de la izquierda y de las diversas familias de IU, puede haber sido uno de los motivos del aplazamiento, aunque Llamazares insiste: "Las cosas van mucho más rápido de lo que pensamos". 
Izquierda Abierta se adelantó a IU presentando hace dos semanas un manifiesto a favor del frente político y social y, según dicen, no echan de menos "nada" en la propuesta aprobada por el máximo órgano de Gobierno de la organización, pero Muñoz advierte de que "hay una tensión [entre algunos miembros de IU] en el sentido de pensar que hay que poner límites al proceso antes de iniciarlo". "Por ejemplo, el temor a perder la identidad, pero seguramente esa es la menor de las preocupaciones de la gente a la que pretendemos representar. Lo que les interesa es que seamos capaces de presentar una iniciativa creíble [...] La construcción de IU empezó precisamente así, no poniéndole puertas al campo, y luego ya se verá. En cualquier caso, quien no debe de tener reticencias es el mayor", en este caso, IU, dijo.
Los dos descartan que los problemas puedan llegar por el programa, y no reconocen que haya una especial preocupación en determinadas corrientes de IU por su propuesta de que las candidaturas deban ser ciudadanas y con listas abiertas, pero insisten en que "tendremos que hablar con los demás y que nos digan qué proceso creen que es el mejor [...] Ahora, habrá también que decir que las candidaturas no las van a hacer cuatro y que deben ser refrendadas por la gente". ¿Cómo?, "con primarias, candidaturas ciudadanas, participación de la gente que quiera  [...] si quieres hacer un proceso participativo, tienes que empezar a hablar de todo y necesitas tiempo"

miércoles, 29 de mayo de 2013

Los motivos para salir a la calle el 1-J


La Marea Ciudadana, en la que confluyen un gran número de movimiento y organizaciones opuestas a los recortes, explica el porqué de esta nueva manifestación contra la Troika


Varios colectivos de los que conforman laMarea Ciudadana se han dado cita este miércoles frente a la Sede de la Unión Europea de Madrid, de donde arrancará la manifestación del próximo sábado, para explicar cuáles son los motivos por los que vuelen a salir a la calle contra las medidas de austeridad dictadas desde Bruselas y aplicadas en España por el Partido Popular. Y ya son unas 90 las ciudades europeas donde se han convocado movilizaciones. Entre los países que se han sumado a esta iniciativa, que surge del colectivo portugués Que se lixe la Troika, se encuentran, Italia, Grecia, Chipre y Reino Unido o Francia, además de Portugal y en unas 40 ciudades españolas.
Delante de la Sede la UE un grupo de activistas se ha colocado con un pancarta en la que se leía el lema de la manifestación, "Pueblos unidos contra la Troika", sujetada por un grupo de activistas con una soga al cuello y la cara tapada con bolsas con la bandera europea. Allí, representantes de distintos colectivos han explicado cuáles son los motivos para salir a la calle el 1 de junio.

Marea Verde - Fernando Rodríguez

"Convocamos por todos los recortes en la Educación pública. Dicen que es por la crisis, pero al mismo tiempo que se recortan 80 millones de euros en profesorado se están dando 6.000 millones a los bancos a fondo perdido. Están utilizando esta crisis como escusa para privatizar la Educación pública. De esta forma, sólo aquéllas personas con recursos económicos podrán acceder a una educación de calidad y el resto tendrán una educación asistencial que les prepare como mano de obra barata. Por todo eso, pido a todos los ciudadanos de este país que acudan a la manifestación del 1 de junio."

Marea Blanca - María Nieves Lozano

"Nos oponemos al plan de privatización, mal llamado Plan de Sostenibilidad, que está acabando con la Sanidad pública. Queremos que retiren los reales decretos que atentan contra la sanidad y la dejan en manos de la empresa privada. No estamos dispuestos a permitirlo y vamos a seguir luchando."

 La cultura - Iñaki Guevera

"La cultura, que en este país generaba un 4% del PIB y contaba con 600.000 puestos de trabajo, ha bajado un punto y la pérdida de empleos es continua. Han recortado todos los presupuestos y la última puñalada ha sido el IVA cultural, del 21%, que no existe en ningún país europeo, es una gran amenaza para nosotros."

 Bomberos Quemados - Pedro Campos

"Vamos a participar en esta manifestación porque nuestra posición es la de estar al lado del pueblo. Y defendemos en defensa de los servicios públicos de calidad, porque sólo con ellos podemos servir a los ciudadanos. Que estén dando dinero a los bancos y que nos lo nieguen a los ciudadanos lo que hace es que retrocedamos más de 30 años en derechos. Estamos contra la troika y queremos una democracia más participativa que nos permita recuperar todos los derechos."

 ATTAC - Mariano Aragonés

"La deriva de financiarización del capitalismo fue denunciada por primera vez por ATTAC. Todo lo que está pasando en educación, sanidad, dependencia y en todo lo que se privatiza está en el Tratado de Maastricht. Se dan los servicios públicos esenciales a los amigos de los gobernantes para que hagan negocio. Todos los que se están quedando con la gestión de los hospitales en Madrid tienen una relación directa con el poder."

Equo - Ramón Linaza

"La democracia en Europa ha sido secuestrada por la Troika, formada por organismos que nadie ha elegido democráticamente y que están imponiendo políticas neoliberales que nos condenan a millones de personas en todo el continente al paro, la precariedad, la probreza y la desesperación. Por eso, los verdes de toda Europa apoyamos esta manifestación en defensa de nuestros derechos."

Izquierda Anticapitalista - Pepe Mejía

"Queremos denunciar el papel de la Troika, que en complicidad con los gobiernos europeos, en muchos casos corruptos como el nuestro, están en realidad ahondando y profundizando en la crisis y la miseria. Esto lleva a la desafección de las políticas neoliberales y a la desesperanza que sufren miles de ciudadanos. Para nosotros la manifestación es un punto de inflexión y al ser a nivel europeo tiene una importancia capital. Pero es sólo el primer paso, aún quedan por venir retos mayores."

domingo, 26 de mayo de 2013

ARTTIVISTA: Una alternativa es posible... sin homofobia, sin machismo


Federico Mayor Zaragoza, lidera una plataforma contra la remodelación del sistema educativo que va a imponer el Gobierno.

ENTREVISTA A FEDERICO MAYOR ZARAGOZA

"No hace falta una nueva ley de Educación, y menos una con grandes retrocesos como la de Wert"

El ex director general de la Unesco y ex ministro de Educación, Federico Mayor Zaragoza, lidera una plataforma contra la remodelación del sistema educativo que va a imponer el Gobierno.


A Federico Mayor Zaragoza (Barcelona, 1934) le preocupa que la educación no eduque. Y teme que sea eso, precisamente, lo que suceda con la reforma educativa que impulsa el Gobierno (Lomce). "Educación no es saber más inglés o más matemáticas, sino formar niños libres y responsables", afirma este catedrático de Bioquímica que fue ministro de Educación entre 1981 y 1982. Ex director de laUnesco, advierte también de que la ley Wert provoca "importantes retrocesos conceptuales" y contiene "aspectos inconstitucionales". Reclama que se escuche más a los maestros y menos a la Iglesia y critica que se cuestione el modelo de inmersión lingüística en Catalunya. Por todo ello, el actual presidente de la Fundación Cultura de Paz encabeza una plataforma con un título inequívoco: Stop Ley Wert.
¿Qué peligros entraña la Lomce?
La ley corre el riesgo de ser fugaz porque en un tema tan esencial como es la educación no se puede imponer una mayoría absoluta parlamentaria. Los gobiernos que vengan, sean del color que sean, no creo que permitan que esta ley siga adelante. El primer gran error es que en esta materia, como en la sanidad y la justicia, se tiene que ser genuinamente democrático. La mayoría parlamentaria permite la aprobación de leyes con el pensamiento de un partido, pero lo legal a veces no es auténtico y la democracia consiste en representar a la gran mayoría de los ciudadanos. El Gobierno se está precipitando al aprobar una ley que implica grandes retrocesos en materia educativa para España.
"La ley Wert se ha hecho sin consultar a los que saben de educación, que son los profesores"
Sobre esta fugacidad de la que habla, ¿por qué no se ha llegado a un pacto de Estado en materia educativa?
Eso debería preguntárselo a los que no lo quisieron. El ministro Ángel Gabilondo convocó muchas reuniones. Realmente lo intentó y a última hora, la oposición en el Gobierno anterior nunca permitió nada. Hay que reconocer que no hubo pacto porque ellos no aceptaron ningún punto en ningún tema. Por tanto, ahora estamos en una situación parecida, sobre todo porque no se consulta a los que saben.
¿Quiénes son los que saben?
Los profesores. El profesorado español, en general, es excelente. Es dedicado, capacitado y no tiene por qué recibir lecciones de profesores de Finlandia ni de otros sitios. Pero además, la educación no depende de la escuela únicamente. Los primeros educadores son los progenitores, y así lo dice además la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Luego están los profesores, los medios de comunicación y los ejemplos que aporta la sociedad en la que el niño vive. Dicen que más vale un ejemplo que cien sermones, pero ¿qué clase de ejemplos reciben los niños ahora? Quieren que la escuela sea la única responsable de la educación de los niños, pero ¿y en casa qué? ¿y en la calle qué sucede? ¿y en los medios de comunicación qué se dice? Es que para justificar la Lomce, tanto el presidente del Gobierno como el ministro Wert, ponen de referencia un informe de la OCDE cuando la OCDE no tiene nada que ver con la educación. Es una institución de los países más desarrollados y más ricos del mundo.
Luego nos ponen de ejemplo a los niños de Finlandia. Pues mire usted, son distintos los niños de Finlandia. Y además, España no tiene necesariamente que copiar a los niños de Finlandia; lo que no estaría mal es que los padres españoles copiaran a los padres de los niños de Finlandia. Porque las madres asisten regularmente a las reuniones de las AMPAS y se preocupan por la personalización de la educación de sus hijos, pero no es el caso de la mayor parte de los padres.
"Se confunde la educación con la profesionalidad y eso es un error"
Hay muchas cosas que se tienen que mejorar. Pero hay muchas que están bien en la ley actual. Dejemos las que están bien y cambiemos las que hay que cambiar. Pero cambiémoslas en consulta con los consejos escolares, con los profesores, con los maestros, que son los que saben lo que hay que hacer.
¿Qué se tendría que cambiar de la ley actual?
Tendría que haber más filosofía, más enseñanzas artísticas. ¿Qué es lo que distingue a cada persona? La capacidad de pensar, de reflexionar, de imaginar, de inventar, de crear. Lo que no podemos hacer es eliminar todo esto. Hay que mejorar la relación entre los profesores y los padres, hacer que la educación sea más personalizada, cada estudiante es distinto. Lo peor que le puedes decir a un niño es "oye, tú vas retrasado". Porque el niño al que se le dice eso siempre irá retrasado. Se tiene que decir al revés: "¡Qué bueno eres tú en humanidades!" o "¡qué buena eres tú tocando el piano!". Esto es lo que se tiene que hacer y esto es saber educar.
"Soy creyente, pero la jerarquía eclesiástica no es competente en materia educativa"
Según la Unesco, la educación es formar a niños libres y responsables. ¿Se conseguirá eso con la Lomce?
Lo dudo. Educación no es saber más inglés o más matemáticas. Educación es lo que dice la Unesco, una definición que además está muy en la línea de la que dio Francisco Giner de los Ríos hace un siglo: "Educar es dirigir la propia vida". Eso no tiene nada que ver con lo que está haciendo el Gobierno ni con la definición que da la OCDE. Se confunde la educación con la profesionalidad, con la capacitación profesional, con las habilidades o destrezas que se puedan tener en una técnica determinada y eso no tiene nada que ver con la educación.
¿Qué opina de que se elimine Educación para la Ciudadanía y que la Religión vuelva a ser evaluable?
Esta medida va en contra de lo que establece la Constitución, que es un Estado aconfesional. Yo soy una persona religiosa, pero la jerarquía eclesiástica no es competente en estos temas. El Gobierno debería seguir lo que dice la Declaración de los Derechos Humanos: hasta la edad de la emancipación, los niños se educan en las creencias decididas por sus padres o tutores. Pero una cosa es que se eduquen en ellas voluntariamente porque es el deseo de los padres y otra es que sea una disciplina evaluable y que los niños que no cursen esa materia sigan una disciplina ética. Han eliminado la asignatura que era motivo de objeción de consciencia por parte de las jerarquías eclesiásticas y del propio Rajoy y ahora la han convertido en una alternativa ética que los niños que elijan Religión no estudiaran.
"El futuro de España no depende de que los niños aprendan más inglés o más matemáticas" 
Lo mejor que podría hacer el ministro es aceptar que no hace falta una nueva ley y menos una ley de retroceso, de segregación, de valoración y de elecciones excesivamente prematuras del recorrido escolar. Creo que la ley no debería ser impuesta y, si lo es, que sepa el ministro que habrá muchos objetores de conciencia.
De momento lo que ha generado la Lomce es que la comunidad educativa se una para luchar contra ella.
A las mareas les tenemos que tener respeto. Porque la marea se puede convertir en tsunami y los tsunamis no son buenos para nadie. Hace muchos años que escribí en la pizarra "evolución, revolución". Cuando uno escribe la palabra revolución y le quita la "r" queda evolución. Evolución es cambiar lo que debe cambiarse y conservar lo que debe conservarse. Esto es lo que hace la naturaleza y lo que tenemos que aconsejar a todo el mundo.
El Gobierno se escuda en la crisis para justificar estas modificaciones.
Y por la crisis se están eliminando profesores, reduciendo interinos... ¡Vayan ustedes a recortar a otro lado, recorten en otras cosas! Se puede recortar en los excelentes retiros que se llevan algunos señores que además no se han comportado de manera solidaria cuando han ocupado altos cargos en la Administración financiera. Que recorten en ciencia, en sanidad, en educación o en justicia es un error. Porque de eso depende el futuro de España. El futuro de España no depende de que los niños aprendan más inglés o más matemáticas.
"Aún se tiene nostalgia de la 'España, una, grande y libre'"
Uno de los principales argumentos de Wert es que su ley rebajará el abandono escolar, que alcanza el 24,5%. ¿Cree que será así?
No. Además eso depende de los baremos. ¿Qué se entiende por éxito escolar? No es que los alumnos sepan matemáticas, inglés o las mismas disciplinas que en Finlandia. Lo que me preocupa es que la educación no eduque. Un niño puede saber muchas matemáticas y mucho inglés y ser un perfecto maleducado. Además, hay que reconocer que el abandono escolar ha sido, en buena medida, la llamada de la oferta de oferta de trabajo durante la burbuja inmobiliaria.
Wert justifica los recortes diciendo que la mejora de la calidad de la enseñanza no va ligada a la inversión económica. ¿No se va a notar el tijeretazo de 6.000 millones en tres años?
Esto es una simpleza. Si quieren imponer algo en lo que yo creo que se equivocan, es su decisión, pero al menos que no digan simplezas. No todo depende del dinero, pero un señor que aplica un recorte de esta talla al sistema educativo debería penárselo dos veces. El futuro de un país depende de la calidad educativa y la calidad educativa se logra con menos alumnos por aula, con un gran sistema de formación permanente del profesorado y con una gran relación entre padres y tutores.
¿Qué opina de que se financien con fondos públicos centros que segregan a los alumnos por razón de sexo?
Esto es inconstitucional. No se deberían financiar y, es más, yo creo que no se deberían autorizar, ni con fondos privados ni con fondos públicos.
"La Transición fue una sinfonía inacabada que ahora tenemos que culminar democráticamente" 
Usted es catalán... ¿cree que la enseñanza de lenguas cooficiales es un problema que requiere solución en Catalunya, como plantea el Gobierno?
En España hay muy pocas variantes lingüísticas, que son una riqueza excepcional, y el Estado central tiene que decir que cuantas más lenguas españolas se sepan, mejor. Yo tenía cinco años cuando Franco suspendió en Catalunya la enseñanza del catalán y en mi época hablábamos más catalán que nunca porque lo clandestino siempre atrae. Los niños no aprenden las lenguas de forma comparativa, sino de forma intuitiva.
Yo soy muy catalán, soy un ciudadano del mundo, creo que cuantas más lenguas se hablen, mejor, y por tanto, me parece muy mal que se hable de españolizar Catalunya. ¿Pero qué es eso? Los separadores son peor que los separatistas. No se puede ser separador, no se puede estar siempre haciendo que haya personas que reaccionen frente a ese separatismo centralizador. Si se quiere cambiar un modelo que en Catalunya funciona bien es porque se tiene nostalgia de laEspaña, una, grande y libre.
"Los centros que segregan por sexo no se deberían autorizar, ni con fondos privados ni públicos"
¿Qué les diría a los jóvenes que se van de España empujados por el paro?
Les diría que lo siento mucho, pero estoy seguro de que esto va a durar poco. Les diría que el declive de un sistema que en estos momentos provoca un trastorno en Europa va a ser fugaz. El futuro del país depende de esta gente joven, a la que nosotros tenemos que dedicar la mayor parte de nuestros esfuerzos. El presidente Nelson Mandela dijo: "La gran responsabilidad de cada generación es la siguiente".  Y nosotros les estamos diciendo a nuestra juventud "márchense" cuando lo que tendríamos que decir es "márchense los que quieran". Que me diga el ministro que la fuga de cerebros es positiva es otro disparate. El profesor Severo Ochoa decía: "La fuga de cerebros es positiva". Y añadía: "Para el país que los recibe".
Mañana acude a la presentación de la Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los Crímenes del Franquismo. La ley anula las sentencias de los consejos de guerra a políticos, una reclamación histórica del movimiento memorialista. ¿Qué opina de eso?
Hay que saber afrontar el pasado. Durante 35 años, ha existido la posibilidad para un bando de conocer el pasado. Han hecho lo que les ha parecido conveniente y eso ahora no se puede negar al otro lado. Deben borrarse las trazas de aquel periodo, que fue extraordinariamente duro y del que se salió gracias al sacrificio de muchos. La Transición fue una sinfonía inacabada que ahora tenemos que culminar democráticamente. La única solución para España es mejor democracia y más democracia. Esa es la solución para que dentro de este sistema democrático, la democracia se extienda de forma retrospectiva y queden anulados todos los actos dictatoriales

El 15-M se plantea la vía electoral ante una "democracia secuestrada"


MARTA RODRÍGUEZ 

Alternativa desde Abajo pretende "devolver el poder a la ciudadanía, manteniendo el funcionamiento asambleario" y sin renunciar "a la movilización social y la desobediencia civil".


jueves, 23 de mayo de 2013

La belleza salvaje de Mapplethorpe


La belleza salvaje de Mapplethorpe

La elegancia minimalista y la armonía erótica del célebre autor neoyorquino recalan en la galería Elvira González. La muestra reúne 32 fotografías de desnudos, la mayoría masculinos



El desnudo masculino alcanzó con Robert Mapplethorpe (Nueva York, 1946-Boston, 1989) unas cotas de belleza que muchos equiparan a la perfección de los escultores griegos. Negros o blancos, total o parcialmente retratados, sus modelos desprenden una elegancia minimalista difícil de capturar con la cámara. Famoso en todo el mundo desde la década de los 60 por sus trabajos homoeróticos, durante su última década de vida, Mapplethorpe optó por el refinamiento y la armonía, sin olvidar una brutal carnalidad en su obra.
La exposición que ahora ofrece la galería Elvira González se centra precisamente en los trabajos realizados entre 1980 y 1946. Son 32 fotografías protagonizadas por cuerpos desnudos de hombres y de una mujer, Lisa Lyon, junto a composiciones vegetales y animales que conforman bodegones al más puro estilo Morandi. La exposición, segunda que esta galería dedica al artista neoyorkino, forma parte del festival Off PHotoEspaña 2013.
Una caracola con el nácar cuajado de cristales es la primera obra con la que arranca el recorrido. Las curvas y la luz que se proyecta sobre el molusco, tiene la misma carga erótica de las posturas masculinas que vienen después. Un manojo de espigas abrazadas dentro de un vaso de cristal recuerda el baile de cuerpos que tan profusamente retrató en sus primeros años.
Uno de los escasos desnudos femeninos de la exposición. / FUNDACIÓN ROBERT MAPPLETHORPE
El mundo vegetal y animal da paso a una serie de fotografías de gran formato en las que el tema central es una parte del cuerpo. Unas bellísimas manos negras sujetas contra una pared, otras que cubren completamente un rostro, unas terceras que se cruzan en plena danza.
Y del detalle al medio cuerpo con piernas que descansan al sol, que forman un ángulo perfecto con el torso o que se cruzan en una pura exhibición elástica. De su modelo y amiga Lisa Lyon muestra el pubis adornado con un cangrejo o su cuerpo completo con el rostro oculto por la falda.
La parte final es una apoteosis de hombres perfectos. Todos negros y con cuerpos sobresalientes. Todos amigos del artista y modelos. Al bellísimo rostro de Jack Walls con un manojo de rastas recogidas en moño, le sigue el musculoso cuerpo de Michael Reed, la impresionante espalda de Michael Roth o la pose frontal de Ken Moody.
Investigador incansable, Robert Mapplethorpe realizó gran parte de su trabajo con una sencilla polaroid. La instantaneidad le venía bien para difundir de manera rápida los retratos de sus amigos. Pero pronto incorporó nuevos formatos y técnicas, sin abandonar el blanco y negro. Fotograbados, platinotipias o cibachrome le sirvieron para depurar al máximo la belleza.
Robert Mapplethorpe. Galería Elvira González (General Castaños, 3). hasta el 19 de julio.

Hemos de construir solidariamente un mundo justo



Adela Cortina es catedrática de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Valencia, ciudad en la que nació en 1947. Acaba de publicar ¿Para qué sirve realmente la ética? (Paidós), título que coincide en las librerías con el volumen colectivo Neurofilosofía práctica (Comares) del que es editora. El primero es un paseo por las propuestas más urgentes para la convivencia, con una voluntad, a la vez, divulgadora y provocadora. El segundo, en cambio, es un texto académico en el que se ofrece un panorama clarificador de las principales tendencias en neuroética, así como una selección de los textos más citados en las discusiones al respecto.

PREGUNTA. El primero de los libros citados trata de ética. Pero también de política.
RESPUESTA. El libro pretende responder a la pregunta de para qué sirve la ética. He tratado de dar respuesta a las diversas posibilidades, con formulaciones claras: “sirve para”, y así hasta en nueve ocasiones, que son los nueve capítulos.
El punto de partida es que todos los seres humanos somos necesariamente morales. Podemos ser morales o inmorales, pero no amorales. Y lo mejor que podemos hacer es sacar partido de esa manera de ser moral del modo más inteligente posible.
De hecho, eso es lo que se ha intentado desde Grecia. De ahí que en el libro haga un recorrido por una gran cantidad de aspectos en los que la ética resulta fecunda.
He intentado hacer ver que hay algo muy claro en este momento: si nos hubiéramos comportado éticamente, no tendríamos una crisis como la actual; si la gente se comporta éticamente no se producen crisis como la que estamos viviendo.
En este sentido, claro, ética y política están estrechamente relacionadas. El ser humano es persona en sociedad. No hay individuos aislados. La afirmación liberal según la cual hay individuos aislados que un buen día deciden sellar un contrato no deja de ser una hipótesis ficticia. No existen esos individuos aislados, sino personas vinculadas a los demás seres humanos, es decir, en relación política.
P. ¿Dice usted que con más ética no habría crisis?
R. Una sociedad en la que las gentes actuasen con responsabilidad y atendiendo al bien común estaría mucho más preparada para evitar crisis como esta. De ahí que ya en el primer capítulo se afirme que la ética sirve para abaratar costes y crear riqueza, pero no solo en dinero, sino sobre todo en sufrimiento.
Si se vive éticamente, se reducen los gastos, sin necesidad de recortes: hay relaciones de confianza, hay relaciones de construcción común, todo resulta mucho más barato en dinero y el excedente puede invertirse en lo que realmente importa.
P. Pero desde una ética capitalista, lo que vale es el máximo lucro en el mínimo tiempo.
R. Las propuestas éticas pueden estar equivocadas. Una propuesta como la capitalista, según la cual la base de la conducta humana es solo el afán de lucro, está radicalmente equivocada.
Lo que se muestra cada vez más, desde la biología evolutiva y desde las neurociencias, es que los seres humanos estamos biológicamente preparados para cuidar y para cooperar.
La ética sirve para abaratar costes y crear riqueza, no solo en dinero, sino sobre todo en sufrimiento
P. Será, pero hay quien sigue sin enterarse.

R. Pues ese alguien se equivoca. Optar por el máximo lucro es poco inteligente. Consiste en forzar uno de los lados del ser humano, el del egoísmo, cuando en realidad estamos preparados de una manera natural para la cooperación y el cuidado. Los padres cuidan de los hijos, cuidamos de los parientes y cercanos. Por eso es importante insistir en que el individualismo es falso. Es una abstracción, una creación, que ha resultado muy perjudicial, porque los seres humanos no somos solo maximizadores racionales, sino seres fundamentalmente cooperativos y reciprocadores. Son los chimpancés los que son maximizadores.
Por eso cuando las personas persiguen solo su beneficio, se equivocan: están más preparadas para cuidar y cooperar, no se mueven solo por el afán de lucro. El asunto es ¿qué triunfará: el impuso egoísta o el cooperativo?
P. ¿Usted qué cree?
R. Depende de lo que cultivemos.
P. En España, en Occidente, la tendencia es que el cuidado es algo que se compra y se vende. Sea el cuidado sanitario, el de los ancianos o la educación.
R. La crisis actual del Estado de bienestar demuestra una vez más que esas cosas no se compran ni se venden, no pueden quedar sólo al juego del mercado, porque son bienes básicos que tienen que estar al alcance de todos. Y se puede ver en la actitud de una población convencida de que atender a los ancianos, a los dependientes, es esencial. Entre otras cosas, porque valen por sí mismos.
P. La población, sí; pero los Gobiernos van a los suyo.
R. Efectivamente, los primeros recortes han sido para la dependencia, la sanidad, las pensiones. Justo para el mundo de los más desprotegidos, de los que precisan mayor cuidado. En mi opinión, se trata de medidas absolutamente injustas, porque los más necesitados tienen que ser la primera preocupación de una sociedad, precisamente porque son los más vulnerables. La ética sirve, entre otras cosas, para recordar que hay que saber priorizar y que los peor situados han de estar en el primer lugar.
P. En el segundo de los títulos citados, queda claro que no todos los éticos piensan igual.
R. Siempre ha habido distintas propuestas éticas que suponen diversas perspectivas. Nuestro equipo defiende una línea ética, que muestra también tener apoyo neurológico, científico. Es la tradición del reconocimiento, que ha sido defendida por autores como Hegel, Mead, Apel o Habermas. Lo interesante es ahora que estamos viendo que la neurociencia la avala. Que existen en los seres humanos esas propensiones de las que hablamos.
Que el individualismo no se sostiene, que el cerebro es social, que el individuo se hace con los otros, que cuando el niño no es suficientemente atendido se ve mermado en sus capacidades. Es decir, la idea de que el apoyo mutuo nos constituye no es una idea abstracta, surgida sólo de la tradición filosófica, sino que tiene también bases científicas.
La educación no puede consistir en formar personas competitivas, sino en educar ciudadanos justos
P. Entre los valores éticos destaca usted la confianza. Hoy se diría que está rota. La ciudadanía no confía en sus dirigentes y, a juzgar por la proliferación de rejas en los edificios, tampoco en el vecino.

R. Sin embargo, la confianza es uno de nuestros más importantes recursos morales. Cuando se establece entre ciudadanos y políticos, empresarios y consumidores, personal sanitario y pacientes, las sociedades funcionan mejor también desde el punto de vista político y desde el económico. Y, por supuesto, en una sociedad impregnada de confianza es mucho más fácil que las gentes puedan desarrollar sus proyectos de vida feliz. La confianza es un recurso moral básico y la ética sirve, entre otras cosas, para promover conductas que generen confianza.
P. Pero hoy no se da.
R. Efectivamente, la confianza nos falta. Se ha perdido por las alcantarillas de los escándalos de corrupción, el hábito de mentir, la perversa costumbre de crispar los ánimos. Pero creo que hay que conquistarla solidariamente, igual que hay que conquistar solidariamente la libertad.
P. Su libro termina con un canto a la esperanza. Se puede cambiar. ¿Cómo se llega a un cambio colectivo?
R. En primer lugar, porque seguimos siendo libres y, por lo tanto, cambiar a mejor es posible. Pero no se puede hacer en solitario, sino trabajando codo a codo.
Hemos de construir solidariamente un mundo justo. Hay que decirlo y hacerlo. Y hay muchas gentes, muchas voces en la sociedad civil, tratando de contribuir a que se llegue a una sociedad justa.
P. Hace usted un elogio matizado del 15-M. La indignación, dice, es la base de la lucha por la justicia, pero faltan propuestas.
R. Yo creo que éste es el momento de las propuestas positivas. Cuando se inició el movimiento, muchos nos alegramos de ver que al fin aparecía la gente que criticaba el estado de cosas. Ahora toca pasar a muchas más propuestas concretas y a convertirlas en obras. Necesitamos un consenso social en determinados puntos indiscutibles.
P. ¿Por ejemplo?
R. Es inadmisible que en España haya gente por debajo de los límites de la pobreza, que personas que viven en nuestro país queden sin atención sanitaria, o que hayamos olvidado la ayuda a la cooperación. Acabar con injusticias de este calibre es un objetivo que debe generar un consenso, porque son claramente inmorales.
Hace falta un compromiso claro y decidido que señale los caminos para solucionar estos problemas. Y, hoy, en España, o dialogamos y alcanzamos un acuerdo o estamos perdidos.
Cuando las personas persiguen solo su beneficio, se equivocan: están más preparadas para cuidar y cooperar
P. ¿Cómo se consigue un acuerdo sobre lo positivo y cómo se logra que lo cumplan quienes no los reconocen?
R. En primer lugar, fomentando una reflexión social sobre qué valores valen la pena, en cuáles creemos realmente. Porque parece que hay acuerdo en que es mejor la libertad que la esclavitud, la igualdad que la desigualdad, la solidaridad que la insolidaridad, el diálogo que la violencia, pero a la hora de la actuación la realidad es muy otra. Es preciso decidir si realmente, queremos esos valores, legislar para defenderlos e incorporarlos a través de la educación. Esto es crucial.
P. Eso es a largo plazo.
R. Por supuesto. Hay que trabajarlo a medio y a largo plazo, como todo lo importante en la vida humana, pero es preciso empezar. Lo urgente es percatarse de que estamos yendo por un camino equivocado, que hay que cambiar de tercio. Y la educación es uno de los asuntos en los que hay que ponerse de acuerdo. Lo que no se puede es educar sólo en valores economicistas, sino educar para ser ciudadano.
P. Este Gobierno afirmaba, en el proyecto de ley de educación, que había que educar para el mercado.
R. Sí. El primer borrador abogaba desde el comienzo por educar en la competitividad para propiciar la prosperidad del país. Después se modificó el texto. Desde luego, el sentido de la educación no puede consistir en formar personas competitivas, sino en educar ciudadanos justos, buenos profesionales y personas capaces de proponerse metas vitales felicitantes.
P. ¿Debe fomentar lo que los griegos llamaban la excelencia, la virtud de la convivencia?
R. La excelencia política tiene que ser cosa de todos los ciudadanos. En caso contrario, no funciona la democracia.
Pero la educación debe ayudar también a cada persona a desarrollar sus mejores capacidades, a empoderarle para que pueda llevar adelante una vida feliz.
P. La soledad, sugiere usted, es un mal a evitar porque el hombre es social.
R. La soledad no querida, porque a veces necesitamos estar solos para reflexionar. Algo que se ha perdido bastante. Pero sí, creo que el individuo aislado es una verdadera desgracia. De hecho, es imposible llevar la vida adelante y crear una sociedad feliz desde el aislamiento.
P. Sin embargo, buena parte de los deberes éticos son de carácter negativo.
R. Tradicionalmente hay una diferencia entre deberes negativos y positivos. Se dice que los primeros no admiten excepción, como, por ejemplo, “no matarás”, mientras que en el caso de los positivos es el sujeto quien ha de calibrar hasta dónde debe llegar, por ejemplo, en la ayuda a otros.
En una sociedad alta de moral se trabaja activamente por respetar la dignidad ajena y la propia dignidad.
Francesc Arroyo
Publicado en: Babelia-El País

Más información:
¿Para qué sirve realmente la ética? Adela Cortina. Paidós. Barcelona, 2013. 184 páginas. 16 euros.
Neurofilosofía práctica. Varios autores. Coordinación: Adela Cortina. Comares. Granada, 2013. 344 páginas. 27 euros.

“Pedir sacrificios mientras se rescatan bancos es un abuso”.



La socióloga Saskia Sassen ha sido galardonada esta semana con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales por “su contribución a la sociología urbana y el análisis de las dimensiones social, económica y política de la globalización”.

Esta profesora de la Universidad de Columbia (Nueva York), que obtuvo en 1991 el reconocimiento internacional con la publicación de La ciudad global sobre los nuevos espacios urbanos, se muestra muy crítica con el actual modelo financiero y con los efectos de las políticas de austeridad que se han puesto en marcha en Europa como consecuencia de la crisis. Sus últimos libros en español Territorio, autoridad, Derechos (Editorial Katz) y La nueva geopolítica, publicado por CCCB (Casa de Caritat, Barcelona) este año.
- ¿Es la globalización del modelo económico occidental la causa de la crisis?
Las crisis cíclicas forman parte del funcionamiento de una economía de mercados. Pero estamos viviendo crisis que van mucho más allá de eso.
La financiarización de una parte creciente de nuestras economías ha generado la inestabilidad extrema que estamos viendo.
Otro factor a tener en cuenta es la reorientación de la política de Estado en todos nuestros países hacia la concesión de privilegios a la lógica financiera.
Hay que diferenciar la lógica financiera de la bancaria: todos necesitamos préstamos: el estudiante que quiere avanzar su educación, la familia que compra una vivienda, la pequeña empresa que quiere aumentar la eficiencia de su proceso de producción, etc. Pero las finanzas son algo diferente: necesitan financiarizar otros sectores para obtener rentas y se está vendiendo algo que no se tiene. En eso reside su gran creatividad y su necesidad de invadir otros sectores. En la actualidad se han financiarizado las hipotecas, los préstamos para comprar coches, las tarjetas de crédito y también las deudas de gobiernos nacionales y municipales.
-En el debate sobre austeridad o crecimiento, ¿quién tiene razón? ¿Cuáles son las consecuencias de la austeridad?
Creo que es crítico, importantísimo, impulsar el crecimiento económico. La llamada austeridad de estos años no ha funcionado y la modesta estabilidad que puede haber generado en algunos sectores se asienta sobre las espaldas de las familias y negocios que han sido expulsados de la economía. Se está produciendo un empobrecimiento radical y destructivo del tejido social y económico. Y ¿para qué? Para estabilizar el sistema financiero bajo el supuesto que eso es bueno para la economía. Pero no son dos temas distintos, la renta financiera y la economía. Se podría llegar a una unión fructífera de ambas aunque en las últimas décadas no se haya conseguido.
-¿Es razonable que se pida a los españoles que hagan sacrificios económicos, mientras con dinero público se rescatan bancos y comunidades autónomas?
No. Es un abuso del contrato entre el Estado y los ciudadanos.
-¿Cómo cree que está afectando la crisis a la estructura y las relaciones sociales a España?
Muy negativamente y en muchos aspectos. Quiero hacer hincapié en uno: está destruyendo una economía fuerte, de empresas industriales y comerciales de alta calidad con mercados globales. Tanto España como Italia tienen economías fuertes y las nuevas políticas que se están aplicando, que privilegian la renta (frente a la estabilidad) financiera, las están destruyendo. Y eso va a ser difícil de recuperar, ya que la construcción de esas empresas y el desarrollo de un producto de alta calidad ha costado generaciones.
-¿Cómo habría que gestionar el malestar social que la austeridad provoca en España, Italia, Grecia y Portugal?
Estamos viendo procesos profundamente destructivos y va a costar mucho tiempo recuperarse. La alta tasa de suicidio en Grecia e Italia es un indicador claro. Existe el enorme riesgo de toda una nueva generación perdida, de que haya un espacio económico reducido, de que se deterioren infraestructuras físicas y sociales para la economía y la vida cotidiana.
Y todo esto en nombre, no tanto de la estabilidad económica, sino de la capacidad del sistema financiero para seguir consiguiendo una renta extremadamente alta. Como decía antes, todos necesitamos préstamos bancarios, pero lo que ha pasado en los últimos 30 años va mucho más allá: es una renta prodigiosa. El valor del capital financiero medido por los activos pendientes de pago de Estados Unidos era de 630 billones en el 2007, frente a los 54 billones a los que ascendía su Producto Interior Bruto. En el 2012 el PIB global había caído a 45 billones, pero el valor financiero de las deudas era superior el trillón. Este crecimiento se debe, en parte, a los préstamos enormes por parte de los gobiernos. Es decir, ¡al dinero de los ciudadanos!
-¿Qué opina del 15M y otros movimientos ciudadanos?
Es un movimiento importante. Yo lo veo como indicador de la quiebra del contrato social del estado liberal del siglo XX, que tuvo como uno de sus grandes triunfos el Estado del bienestar, el Estado regulatorio.
En el centro de este proyecto de Estado se encuentra una amplia clase media, que es la que más se ha beneficiado del desarrollo, si bien fueron a menudo los movimientos sindicales los que lucharon duro para conseguirlo. Eso es lo que empieza a quebrarse en los últimos 20 años y ha estallado con esta generación de jóvenes. Ellos cumplieron con los requisitos (estudio, buena conducta, etc.) para construir una buena vida, obtener un buen trabajo y labrarse un buen futuro.
Pero el sistema y el Estado les han fallado, porque se han privilegiado en exceso los grandes intereses económicos. En ese sentido los que se han beneficiado de las desregulaciones han sido el sistema financiero y las grandes empresas globalizadas.
Creo que este movimiento ha contribuido a educar y hacer ver a un público amplio las distorsiones que se pueden ver en la gestión que hace el Gobierno de los impuestos de la ciudadanía. Creo que es un movimiento social, de recuperación de economías que aplican la lógica de la redistribución de los beneficios del crecimiento económico, como sucedía cuando surgió la gran clase media hacia la mitad del siglo XX en muchos países de occidente.
-¿Cómo se puede mantener un Estado del bienestar y la inversión en gasto social en el caso de estados como España que tienen un déficit que no pueden sostener?
Hay que determinar cuál es el origen del déficit, que varía en cada país.
En el caso de EEUU, las guerras han jugado un papel importante. Privilegiar a sectores que no pagan todos sus impuestos o que reciben exenciones fiscales no ayuda. Pero creo que el déficit en muchos de nuestros países proviene de la excesiva captura de recursos por parte de ciertos sectores económicos. Esto se vio con gran claridad cuando estalló la crisis del 2008 y tantos recursos de los bancos centrales se desviaron al sector bancario, incluido el de las altas finanzas.
En EEUU el Estado terminó transfiriendo al sector bancario y financiero unos 7 billones de dólares… Y en la otra cara de la moneda vemos que no se está protegiendo a las pequeñas empresas que generan la gran mayoría de los puestos de trabajo.
En el espíritu de la austeridad, se han eliminado muchísimos puestos de trabajo en el Gobierno, lo que sirve para generar ingresos a corto plazo, pero que a largo solo lleva al hundimiento de la economía.
-Usted ha dicho que el estado neoliberal ha creado una clase media que no es capaz de hacer nada, en el sentido de que los jóvenes licenciados están sentados esperando a que el sistema vuelva a reclamarlos… ¿Se está expulsando a una generación muy preparada?
Lo que he dicho es que el Estado liberal, del bienestar, nos ha hecho a todos un poco consumidores de nuestra ciudadanía, de nuestros derechos….Y ya no sabemos cómo hacer, en el sentido de construir.
Tenemos que relocalizar la función del crédito recuperando la pequeña banca, las cajas de ahorro. Para proyectos grandes se necesita a las grandes entidades, pero para la mayoría de la población de un país, la pequeña banca es suficiente.
Y esto importa, porque la renta (el interés que obtiene la pequeña banca de los préstamos) recircula en la comunidad.
-¿Por qué cree que los jóvenes universitarios, una vez que se ha hundido el consumo, no son capaces de crear de forma activa sus propias formas de vida?
Creo que la sociedad está empezando a darse cuenta de esto, pero ¡no es fácil! En ese sentido el 15M, a través del trabajo duro de ocupar, ha desarrollado capacidades para hacer –mantener la paz en el espacio ocupado, la comida para alimentar a todos. Eso va desarrollando capacidades sociales.
Yo creo que lo que estamos viendo es un punto en una trayectoria que va ir desarrollándose, va a llevar tiempo y va a haber periodos de estancamiento, pero es una trayectoria que va más allá de lo que está sucediendo ahora.
-¿Cuáles son las principales consecuencias sociales del modelo neoliberal que dice se ha implantado en los países europeos?
La destrucción de pequeñas empresas de buena calidad, la destrucción de vecindarios a través de las ejecuciones hipotecarias, etc. También se destruye el tejido social. De esta forma se va desintegrando el ensamblaje de lo económico, lo social, lo cultural…
-La inmigración es un fenómeno característico de la globalización, pero la crisis ha provocado que exista un rechazo creciente en Europa a los inmigrantes. ¿Cuáles son las consecuencias?
A lo largo de la historia siempre ha habido discriminación y odio hacia el inmigrante, pero también siempre ha habido algunos actores –inmigrantes y ciudadanos- que han luchado por su incorporación. Ese proceso implica el fortalecimiento y la mejora de los derechos de los ciudadanos. Esto va contra la interpretación que se hace en la actualidad de que darle derechos a los inmigrantes significa que perdemos. Yo he escrito un libro sobre esta dinámica histórica en Europa, un continente con racismos y odios muy fuertes. (Guests and Aliens, New York: New Press)
María Benito
Publicado en: El Confidencial